Mamiya echa el cierre… ¿tiene el formato medio los días contados?

Se venía rumoreando desde hace tiempo y se ha terminado por confirmar: Mamiya vende su división óptica, es decir, que se desprende de su división de fotografía. La venta no implica, en principio, que vaya a ocurrir como en Contax o Bronica -desparición de la marca-, pero tampoco implica que vaya a pasar como en el caso de Minolta -Sony acaba de anunciar la continuación del sistema (alpha lo llaman)-. En cualquier caso ha sido, una vez más, la crónica de una muerte anunciada.

El formato medio, cuando hablábamos en términos “de película”, comprende las cámaras de formato mayor que el “paso universal”, vamos, aquellas que tienen un tamaño de fotograma mayor de 24x36mm. Para ser más concreto, existen diversos formatos, siendo los más corrientes el 6×4.5, el 6×6 y el 6×7, pero todos tienen en común el uso de película en rollo (sin perforaciones, por cierto) de formatos 120 y 220, algunos sistemas permiten, eventualmente, el uso de película cinematográfica de 70mm en respaldos especiales -las cámaras que se llevaron a la Luna, sin ir más lejos- u otros de diverso tipo. Es decir, que hablamos de cámaras que nos permiten obtener un original en película de tamaño bastante mayor que el tradicional negativo o diapositiva de 35mm, lo que redunda en una mucho mayor calidad de imagen y en la posibilidad de usar película de alta sensiblidad con una mínima inicidencia del grano en las ampliaciones.

Otra característica de los sistemas de formato medio es su modularidad: en lugar de tener una cámara a la que se le acoplan los objetivos, en este caso tenemos un cuerpo de cámara (que contiene el mecanismo del espejo, el obturador -principal o secundario- y la mecánica de disparo) al que podemos acoplar diferentes objetivos… pero también diferentes visores y diferentes respaldos. Aunque existen sistemas menos modulares que otros, lo normal es que, por ejemplo, pudieramos cambiar sobre la marcha y en pocos segundos de usar película de iso 100 a iso 400 sin desperdiciar ni un sólo disparo, símplemente cambiando de respaldo. También son comunes los objetivos con obturador central (en el propio objetivo) que permiten velocidades de sincro con flash de hasta 1/1000s sin tener que recurrir a modos especiales ni a perder potencia en el flash; esto, junto al hecho de usar objetivos de mayor focal que las de 35mm para las mismas aplicaciones las ha hecho, durante décadas, las favoritas de los fotógrafos que nos dedicábamos al retrato o al reportaje social; además de ser muy valoradas por su compromiso precio/calidad entre los fotógrafos publicitarios y, por ejemplo, los de paisajes porque si bien no son comparables a las de gran formato, permiten obetener alta calidad y son razonablemente manejables.

Sin embargo la “maldición digital” ha puesto las cosas un poco patas arriba en este segmento de mercado. El hecho de que ahora cada uno pueda exprimir hasta la última gota de calidad de sus archivos RAW ha hecho que las cámaras reflex digitales basdas en cámaras de 35mm o, incluso, formatos menores como el APSc y el 4/3 pasen a desempeñar sin problemas las funciones que antes desempeñaban sus hermanas de película de paso universal… pero también en muchas aplicaciones el que jugaban las cámaras de formato medio. Está claro que la calidad absoluta no es la misma, pero también está claro que puede conseguirse una calidad lo suficientemente alta a un precio bajo si lo comparabamos con lo que costaba un positivado manual de un fotograma de formato medio en laboratorio. Además, y aunque con severos problemas que generalmente no se mencionan, cámaras como la Canon Eos 1Ds con 11Mpx, su sucesora mark II con 16.7Mpx o las descatalogadas Kodak DCSpro con 14Mpx han ejercido dura competencia combinando una altísima resolución con ópticas más asequibles que las de formato medio, más ligeras y con un conjunto más manejable e, innegablemente, con muchísimas más prestaciones.

En el mundo del formato medio tampoco es que se haya ignorado el cambio a digital. En realidad hace muchos años que están disponibles respaldos digitales para los equipos existentes de casi cualquier marca (incluso para Bronica). Al principio lo normal era encontrarse con respaldos de 6 u 11Mpx en formato 24×36 (lo que suponía quedarse totalmente sin objetivos angulares, ya que en formato medio es raro ver un angular de menos de 40mm); pero poco a poco se ha ido avanzando hasta lograr los actuales respaldos para cámaras de 6×4.5 que apenas tienen multiplicación (1.12x) y que nos dan resoluciones de 22Mpx e, incluso, de 35Mpx en los últimos modelos. Obviamente más que lo que nos dan las cámaras basdas en 35mm ¿Dónde está el problema?

Pues en varios puntos.

Mamiya presentó el año pasado un respaldo propio (para sus Mamiya AFD) y una cámara digital integral de formato medio, pero sólo ahora están a la venta desde hace pocos meses… y han salido a competir en un segmento en el que la mayoría ya se ha cambiado a sistemas de 35mm o se ha comprado un respaldo de otra marca. En definitiva, han tardado demasiado. Además, si bien el precio es “contenido” dentro de lo que se suele ver en este segmento, resulta que ambos sitemas sólo trabajan a 12 bits, cuando casi cualquier respaldo de la competencia captura a 16 bits nativos… una seria diferencia cuando estamos hablando de una inversión que se acerca o supera los 20mil €.

Por otra parte, pocos, muy pocos profesionales pueden amortizar realmente una inversión de este calibre para pasar a digital sus equipos de formato medio. Un respaldo puede superar él sólo, como ya dijimos, los 20mil euros y eso es mucho dinero, muchas fotos que vender a un precio muy alto para que compense. Hay que tener en cuenta que un buen equipo de formato medio para película, como los que ofrecía Bronica, por ejemplo, no superaba los 4.000€; y para no perder la perspectiva, una Canon Eos 1v o una Nikon F5 no llegaban a los 3.000€ mientas sus alternativas digitiales cuestan aproximadamente el doble. Es decir, que pasamos de una relación de 2x (y muchas veces menos si nos hace el apaño una cámara de menos campanillas) a una relación de 4x o 5x en el caso del formato medio ¡¡y sólo para el respaldo!!; añádanse luego un carretillo de baterías (los respaldos consumen más energía que una reflex digital), unas cuantas tarjetas de 2 o 4Gb de alta velocidad… un buen ordenador capaz de procesar RAWs descomunales y la cosa se pone que da escalofríos sólo de pensarlo. Además con una notable diferencia en cuanto a cadencia de disparo: en lugar de los 4 o 5 fps que ofrecen la Eos 1DsmkII o la D2x pasamos a tener que esperar segundo y pico entre disparos: un serio obstáculo para muchas aplicaciones.

Todo esto hace que el formato medio digital esté siendo usado de manera méramente marginal por los pocos que se lo pueden permitir. Muchas veces son quienes necesitan una salida digital rápida y antes usaban gran formato (la misma historia que antes: los que usan un formato más grande en película se pasan al inferior en digital). Sin emabargo está siendo abandonado (en película) o no está siendo tomado en cuenta (en digital) por quienes constituíamos antes el grueso de sus usuarios: los reporteros sociales, los retratistas y los fotógrafos de naturaleza que difícilmente podemos justificar semejante salvajada de dinero en un respaldo, incluso considerando las alterantivas “económicas” dentro de cada marca. Me consta que más de un compañero, tras un intento incial con respaldo digital, han decidido volver a la película y tirar de escaner: “cuando necesito salida digital, que no es siempre, pues al escaner y a correr“.

En resumen, que la cosa está difícil. Sólo nos quedan, a parte de las Mamiya de futuro incierto, Hasselblad (absorvida por Imacon) y Rollei (que también las ha pasado canutas)… bueno, y las Kiev. Pentax continúa dando soporte a sus sistemas de película y ha anunciado su propia cámara de formato medio digital (con 18Mpx y 1.3x) que no sé yo si tendrá demasiado éxito teniendo en cuenta que es un cuerpo completo (las Pentax nunca han tenido resplados intercambiables) que tiene un considerable factor de corrección de encuadre y que su resolución no es especialmente elevada para lo que se maneja actualmente en el segmento… cierto es que Pentax es la pequeña de las “cinco grandes” y tiene seguidores muy fieles, pero dependerá mucho del precio que haya que pagar por el cachivache.

Como siempre… toca esperar.

Fotos primaverales… o lo que hago cuando me aburro en la finca.

Hace tiempo que no publico nada fotográfico en el blog. En parte, y sobre todo, porque mis circunstancias personales actuales no son demasiado propicias para que pueda dedicarle tiempo a hacer fotos con tranquilidad.

Así pues voy a subir estas pocas que hice el domingo pasado en la pequeña finca que tiene mi familia en el pueblo de Valdepiélago, en la Montaña Central leonesa… uno de los lugares que se quieren cargar con la innecesaria y redundante línea de alta tensión Lada-Velilla. Pero de esto trataremos en otro momento.

Datos de las imágenes: (como ya es habitual, estaran disponibles cuando esto quiera)
Ovejas: Olympus E-1, Zuiko Digital 40-150mm f:3.5-4.5, revelado RAW en Olympus Viewer y procesado en Photoshop 7.0 bajo Windows 2000. (Exif disponible)

Flores (ambas): Olympus E-1, Zuiko Digital 14-54mm f:2.8-3.5, revelado RAW en Olympus Viewer y procesado en Photoshop 7.0 bajo Windows 2000 (Exif disponible).

PD. A quienes ellos ya saben… un comentario "jocoso" sobre lo que ellos ya saben y les cierro Valdevimbre para toda su vida. He dicho.

“Joga bonito…” ¡Anda hombre, no me jodas!

Estoy viendo estos días previos al Munidal de Fútbol de Alemania, como crece la presencia en las cadenas de televisión de los diferentes anuncios de la campaña de Nike: “Joga Bonito”.

Cuando jugaba al fútbol de manera regular, cuando me podía considerar una persona deportista, siempre me pareció que las campañas de Nike, incluso sus prendas deportivas, no estaban pensadas para ningún deporte practicado en Europa. Pero esto ya empieza a parecerme absurdo.

En la campaña, como supongo que habrá visto casi todo el mundo, aparece el jugador retirado Eric Cantona, enseñándonos como Ronaldinho y otros jugadores de la selección de Brasil hacen el payaso. Tal cual.

Para empezar, y aunque espero que todo el mundo se haya dado cuenta, todo lo que aparece no es real, es un montaje; como el de los disparos al larguero, todo falso. Pero el problema no es ése. También es un montaje el que hacían Raúl y otros sobre un campo en el que sólo existían las líneas y el resto era “abismo”. Un problema es el tratar de hacer pasar lo que sale por verdadero -en el anuncio que se desarrolla en el vestuario es especilamente cantoso- pero lo que me parece realmente grave es el empeño en convertir un deporte noble y de equipo en un puto circo lleno de payasos y malabaristas.

La belleza en el fútbol no está en ver a un payaso haciendo payasadas con el balón. Esto es lo que ha llevado al Real Madrid al desastre total en el que se encuentra. El fubol es un deporte de equipo en el que lo más importante es que todos funcionen como tal, todos colaboren en ataque y en defensa… es más bella -y mucho más efectiva- una jugada en la que participan 6 o 7 jugadores pasándose el balón con uno o dos toques que ver como un gilipollas trata de regatearse hasta al utillero repetidas veces.

Pero claro, lo que vende es lo otro. Por eso empieza a ser más interesante ver partidos de categoría infantil, al menos ahí se ven jugadores intentando jugar al fútbol. A mí el circo no me ha gustado nunca, pero que encima me lo cobren a precio de partido de fútbol es que me encabrona.

La educación, las carreras de letras… un pais civilizado.

El pais de "Aquitepilloaquitematolandia" tiene como una de sus principales fuentes de riqueza los ingresos derivados del turismo. Y no sólo del turismo de playa y chancleta sino, y desde un tiempo a esta parte, también del turismo interior. Tienen la suerte de que una antigua ruta de peregrinación recorre buena parte de la zona interior del norte y, además, muchas de sus ciudades fueron fundadas por los romanos y conservan un importante patrimonio arqueológico de aquella época.

En una de las ciudades de este pais supuesto existe una Universidad que, entre otras, posee una Facultad de Filosofía y Letras que, en estos tiempos en los que las carreras de letras están, también aquí, de capa caída, intenta, o se supone que tiene que intentar, conseguir "clientela". Una de las carreras que imparte es la Licenciatura en Historia y, contando con una enorme riqueza arqueológica de época romana en la ciudad, se plantean buenas posibilidades, al menos teóricas de ofrecer una buena formación en ese aspecto a sus alumnos… al menos eso debería de ser así, digo yo.

Más aún, pongamos que "Aquitepilloaquitematolandia" es un pais civilizado en el que, de verdad, se quieren potenciar los estudios universitarios y se quiere sacar partido del patrimonio cultural que poseen. Pongamos que se da la inmensa casualidad de que, en los mismísimo terrenos del Campus Universitario, a unas pocas DECENAS de metros de la citada Facultad donde se imparte la carrera de Historia se encuentra el emplazamiento, perfectamente conocido, de una villa romana a pocos cm de la superficie del suelo… suelo, para más inri, no urbanizado… tierra, descamapado. ¿Qué creen Vds. que ocurriría en este pais civilizado?:

a) No se deja pasar la oportunidad, se crea un aula-museo en el campus, se usa la villa romana para formar generaciones de arqueológos que hacen sus prácticas en la misma.

b) Se excava la villa romana por la universidad pero no la huelen sus alumnos sino que un par de profesores "listillos" hacen su agosto particular.

c) Se excava la villa, en cuanto se encuentran unos pocos restos se echa tierra encima y a ver si la cubre el olvido, se intentan conmutar esos terrenos y/o se intenta construir en ellos.

Ahora digamos que exactamente esta situación se da en León, en donde en el Campus de Vegazana se tiene total constancia de la existencia de esa villa romana a escasos 10 metros de la puerta de una facultad. ¿A que no adivinan cuál de las opciones a), b) o c) se está dando?… Pues eso, mierda de pais.

Semana Santa Leonesa.

Desde que tengo uso de razón y hasta hace 5 años, cuando me establecí de forma definitiva aquí, he vivido a caballo entre Santander y León debido a que mi madre es leonesa y tiene a toda la familia aquí. Entre otras cosas eso ha tenido la consecuencia de que la práctica totalidad de las Semanas Santas y Navidades de mi vida las he pasado en León, incluso antes de vivir a tiempo completo aquí.

Siempre me fué muy difícil de explicar a mis amigos del norte, donde las procesiones ni siquiera requieren que se corte el táfico más que unos minutos, la intensidad con la que se vivían aquí estas fiestas de origen religioso. De hecho, hasta hace muy poquitos años, poca publicidad se hacía de la Semana Santa Leonesa, que tiene muy poquito que envidiar a otras, tradicionalemente más conocidas, como las del Sur de la Península. Aquí la gente espera durante horas el paso de las procesiones y es, literalmente, imposible verlas todas, porque muchos días hay varias simultánteas con diferentes recorridos… incluso cuando hay algunas que sólo salen en años alternos.

Durante la noche de Jueves Santo se celebra en León otra procesión mucho más multidudinaria y, para nada, religiosa; más al contrario, es lo más pagano que puede exisitir. Durante la noche de Jueves Santo se conmemora el aniversario de la muerte de Genarín. Un entrañable borrachín que murió un Jueves Santo en la calle de Carreras (al lado de Puerta Castillo, en plena muralla romana) atropellado por el primera camión de la basura que hubo en León, es otro enfoque diferente de estas fiestas, como lo es también la costumbre de ir a "matar judios" el Viernes Santo -se "mata un judio" con cada vino, limonada, corto… que te bebes-. Creo que pueden ser las fiestas de Semana Santa más interesantes, con diferencia, pero bueno, en cierto modo esto es como Cantabria, no existe en las noticias.

Las fotos del post están tomadas durante la tarde de Jueves Santo, pertenecen a 2 procesiones diferentes… y simultáneas, ambas se cruzan en la plaza de Santo Domingo, una de ellas es la tradicionalísima de la Santa Cena, de la que guardo gratos recuerdos, ya que siempre era la primera procesión que veía cuando niño, puesto que las vacaciones en Santander siempre las daban el día de Jueves Santo y era ese mismo día cuando viajábamos hasta León.

Mañana espero poder ver, por vez primera, el "encuentro" punto álgido de las procesiones en León, y para el que hay que ir a coger sitio en torno a las 6 de la mañana… veremos lo que sale.

Papones2 Papones1 papones3

P.D. En León no se llaman "nazarenos" sino "papones" y los pasos no tiene braceros, los pasos aquí se "pujan".

Datos de las Imágenes: Olympus E-1, Zuiko Digital 14-54mm f:2.8-3.5, iso 1600 sin reducción de ruido, AF contíno, arrastre contínuo.