Bandera azul, bandera roja… bandera de cuadros.

Ha sido la noticia del día, al menos si nos olvidamos de folclóricas agonizantes y debates políticos interminables; al parecer una de cada cinco banderas que se concenden "en el hemisferio norte" (ha dicho un periodista) viene a parar a España. Este año, al parecer, la comunidad con más banderas azules es Galicia. Siempre me ha hecho gracia eso de "la comunidad que más tiene", digo yo que, en todo caso, lo importante no será la cantidad absoluta, sino la proporción de playas con bandera frente al total, pero bueno…

El caso es que me hace mucha gracia esto de las banderas azules ¿qué tipo de playas se suponen que designan? porque lo venden como si las playas "buenas" fueran las que tienen ese distintivo y, la verdad, me permito dudarlo. Las playas con bandera azul son las que más intervención humana presentan, se trata más o menos de tener un playa en plan "salón de casa". No sé qué tipo de turismo se supone que estamos promocionando con eso, pero bueno.

En el norte tenemos unas playas realmente increibles que no tienen, ni optan, ni tendrán, la reputada bandera azul y son las que os quiero recomendar: La playa de Valdearenas en el Parque Natural de las Dunas de Liencres (Cantabria), La playa de Barayo (Asturias) declarada Paisaje Protejido y como esas unas cuantas más a lo largo de todo el Mar Cantábrico que, desde mi punto de vista, son muchísimo más interesantes que los tostaderos modificados por el hombre en el que hondean esa horterada de trapos concedidos por una empresa privada.

Las fotos, lo siento, tendrán que esperar.

Anuncios

Espero que ésta no sea la última.

Hubo una vez un tiempo, más lejano del que nos parece a todos, que imágenes como ésta se podían dar muy a menudo… eran días diferentes, en los que no solíamos tener preocupaciones más allá de lo que haríamos el día siguiente para no aburrirnos demasiado. Como suele ocurrir, como nos vienen diciendo mil canciones desde siempre, las cosas cambian y, además, el cambio suele ser brusco; pasamos a ser conscientes de golpe de que no somos ya esos adolescentes que vivían días, semanas y meses que no acaban nunca. A unos os han ido saliendo las cosas mejor y a otros nos está marchando peor de lo que estábamos. Y, aunque ahora estemos desperdigados por media España -Barcelona, Vizcaya, Guipuzcoa, Cantabria, León y lo que nos quede…- me alegro de teneros ahí, y me siento feliz y orgulloso de haber vivido lo que hemos vivido juntos, lo bueno y lo malo.

Ahora que no atravieso mis mejores momentos, quiero deciros que son esos días vividos y el saber que seguís estando ahí; lo que muchas veces me ayuda a seguir mirando para el frente. ¡Gracias a todos!.

gente
P.D. En especial gracias una vez al sr Miguel por el alojamiento y por todo lo demás. Mis disculpas por no haberme despedido…

24 horas despues de la boda…

Ayer, 27 de mayo de 2.006, más o menos a la misma hora que publico este post, contrajeron matrimonio en la iglesia de San Miguel Arcángel de Camargo (Cantabria), Santiago y Nazely.

Todos se lo dijimos ayer, pero para que no se le olvide se lo recordaremos aquí. ¡Enhorabuena!, de corazón, os deseo lo mejor de aquí en adelante.

Días como el de ayer tardan en olvidarse, entre otras cosas porque no hay muchas ocasiones a estas alturas en las que se de el caso de que nos reunamos todos juntos en un mismo sitio a la vez, nos vamos haciendo mayores, vamos quitando hojas en el calendario… pero a veces esas hojas marcan un acontecimiento feliz e importante, los que os conocemos desde hace años, desde que os conocisteis, sabemos que el de ayer fue uno de esos momentos. Por eso nos alegramos… y no os echaremos en cara el hacernos sentir un poco más viejos.

Aunque otros mares si que quedan lejos…

Éste pasado invierno tuve la enorme fortuna de poder realizar un viaje a Torrevieja y Murcia que me permitió, entre otras cosas, conocer Elche, preciosa ciudad que tenía enormes ganas de conocer desde hace mucho tiempo. Fue la segunda vez que pude acercarme hasta allí ya que el año anterior, por las mismas fechas, hicimos el mismo viaje desde León.

En aquella otra ocasión recorrimos parte de la costa de murcia, y pudimos contemplar esta puesta de sol en la localidad murciana de Águilas… un mar distinto, una tierra diferente.

aguilas

Datos de la imagen: Nikon FM2, AF-Nikkor 28-85mm f:3.5-4.5 en Fuji Provia 100F, escaneado de diapositiva a 16 bits lineal, proceada con Adobe Photoshop sobre Windows 2000.

El mar no está tan lejos…

Varias veces he dicho ya aquí, y en comentarios en blogs de amigos, que es difícil para alguien que ha nacido, crecido y vivido pegado al mar, echarse un día la mochila al hombro y acabar viviendo en una ciudad muy diferente, con gente muy diferente, con un clima horrible y, sobre todo, sin mar. Da igual si es la ciudad en la que nació tu madre, da igual si la conoces tan bien como en la que naciste… todo eso da igual.

Por fortuna, no lo tengo tan lejos, lo tengo a una hora y poco de mi casa en coche, la verdad, un paseo, se puede ir y volver en el día sin problemas. Asturias no es Cantabria, claro, pero me siento muy a gusto allí.

Estas fotos son de las de la última escapada que hice hasta allí con unos amigos.

faro quebrantos calas noray

Datos de las imágenes:

Faro y Noray:(Exif disponible) Olympus E-1, Zuiko Digital 14-54mm f:2.8-3.5

Calas y Playa:(Exif disponible) Olympus E-1, Zuiko Digital 40-150mm f:3.5-4.5

Todas: revelado RAW en Olympus Viewer y proceadas en Adobe Photoshop 7.0 bajo Windows 2000.

Fotos de otro tiempo.

El martes pasado a mis alumnos, de 11 y 12 años, les propuse un pequeño salto atrás en el tiempo, cuando entraron en el aula se encontraron los ordenadores encendidos pero con el símbolo del sistema, algo que ellos no habían visto nunca, porque todos los ordenadores que han visto ya funcionaban bajo Windows… Les dije: "bienvenidos a 1.990" cuando muchos PCs aún no tenían instalado nada más que MS-DOS.

Entonces me acordé de mi, hoy inutilizada, Konica IIIM, una cámara que le regaló un familiar a mi padre en estado impecable, sobre todo teniendo en cuenta que fué fabricada en los años '50 del siglo pasado. Lo primero de lo que te das cuenta cuando la coges por primera vez es que en esa época las cosas se fabricaban de otra manera. La Konica IIIM es una cámara telemétrica de objetivo no intercambiable, lleva un excelente (incluso para los prárametros actuales) 50mm f:1.8 montado cuyo diseño es copia, como muchos otros similares, del Plannar de Zeiss… para esa época era todo un lujo disponer de una cámara con un objetivo tan luminoso y con esa calidad (cuando muchas no pasaban del f:2.8) y, además, equipando un fotómetro de selenio acoplado a los ajustes del objetivo. El fotómetro hace años que dejó de funcionar, el telémetro estaba un poco desajustando aunque fué fácil ponerlo en marcha de nuevo y, aunque la "mancha" no se vé como se vé en un telémetro nuevo… funciona perfectamente.

Cometí el error de tratar de limpiar las palas del obturador (de tipo central, en el objetivo, lo que le permite sincronizar el flash a 1/500s) que tenían lubricante viejo que hacía que, con frio, se bloquease… y ahora la cámara está inutilizada hasta que pueda volver a ponerla en funcionamiento. Pero tengo que decir, que es una auténtica delicia hacer fotos "a la antigua", usando el visor externo y el telémetro.

Esta foto pertenece a uno de los primeros carretes que hice con la Konica… y, ahora que no funciona, la echo de menos. Es otra forma de vivir la fotografía.

pato

Euroridículo

Sí, sé que no se lleva, sé que no tiene importancia y sé que mucha gente lo asocia al "pasado" aunque esto nunca lo he entendido muy bien. Está claro que se le da mucha más importancia en otros paises de la que le damos nosotros, entre otras cosas, quiero pensar, porque allí no tienen tantos bares y tanta juerga como tenemos aquí y de alguna manera tienen que pasárselo bien los pobres, aunque sea una vez al año. Por supuesto hablo del famoso festival de la canción de Eurovisión. Ése que año tras año, mayo tras mayo ocupa una noche de sábado en nuestras televisiones.

Ahora ya no lo sigue mucha gente, vale, pero para mí sigue siendo algo que me suele apetecer ver, entre otras cosas porque es una de las pocas ocasiones en las que se puede disfrutar de manera sencilla de la música que hacen nuestros vecinos europeos menos conocidos.

Sin embargo hay una cosa que no entiendo desde hace muchos años: ¿Qué se supone que pretendemos llevando lo que llevamos?.

Se supone que es un concurso, luego se supone que se tiene que intentar ganar. ¿Alguien en su sano juicio, de verdad, pretendía tener posiblidades con la lamentable actuación de Las Ketchup? Y no sólo por la canción en sí, sino por toda la puesta de escena en general, que si me levanto, que si me siento… por favor señores, seamos serios.

De entrada hay que tener claro que o se manda algo en plan "cultural" como hacen muchos paises, para dar a conocer algo de sí mismos, o mandamos algo "que se entienda" para poder ganar. Muchos paises concursan con canciones en inglés, sin ser esa su lengua oficial, simplemente porque es la lengua común "oficiosa" en el hemisferio occidental. O sea, tratan de hacerse entender, coño, lo normal. ¿Significaría mandar una canción en inglés un atentado contra nuestra lengua? pues yo creo que no, hay más hispano-hablantes que sueco-hablantes, y Suecia no se corta en concursar en inglés…

Por otra parte, el aspecto "culturar" se suele reducir a mandar canciones que suelen tener claras influencias del folclore andaluz… Y a mí esto es lo que más se me atraganta. A ver, ¿todavía no se ha enterado el personal que hay más folclore y más cultura musical al norte de Andalucía? ¿Se plantearía alguien concursar en Eurovisión con, por ejemplo, Luetiga (flok cántabro)? Casi seguro que no, pues basta de flamencadas, por favor, que se trata de competir en Europa, no en la Oti.

Vamos que, como dicen Cruz y Raya, si hay que ir se va, pero ir para na es tontería… y llevamos muchos años haciendo el tonto. 

Toooooma pixeles…

Luminous-Landscape ha publicado esta semana una interesante comparativa digna de ser leída…

Se han reunido 4 colegas y se han puesto a comparar, ni más ni menos, lo resultados del siguiente equipamiento:

-Canon Eos 1Ds

-Canon Eos 1Ds mk II

-Canon Eos 5D

-Phase One P25

-Phase One P30

-Phase One P39

-Phase One P45

Los respaldos montados en cámaras Mamiya 645 y Hasselblad H1D, además de una cámara Linhof de gran formato (4×5"). Además de las entradas digitales se han comparado los disparos con película escaneada en formato 6×4.5 y 4×5…

Lo mejor es que cada uno lea la coparativa y saque sus propias conclusiones… sobre lo de basar los resultados de la película en escaneados… mejor lo dejamos para otro post ladrillero de esos que pongo últimamente. 

Humanos y Chimpancés…

En medio del debate, que algunos pretenden hacer polémico, sobre la concesión de una espece de "carta de derechos" a las especies de la superfamilia Hominoidea que, según algunos cortos de mente, les equipararía a los Humanos, algo que las mentes derechosas que suelen pensar aún que el hombre es la cúspide en la creación y memeces semejantes no pueden ver sino como otra "aberración" como el matrimonio homosexual o el divorcio; Nature publica hoy un interesante artículo -que no he podido leer en su versión original, por desgracia- en el que un grupo de investigadores afirma que la separación definitiva de las "especies" Chimpances y Humana es más reciente de lo que se pensaba.

Parte de las conclusiones del artículo las podemos leer aquí;. Lo que no me cuadra a mí demasiado es que se hable de géneros y de hibridación de especies cuando no se tiene constancia de ninguna especie en el registro fósil que se pueda asignar al género Homo con una antigüedad como la que se cita. Además, si es complicada la hibridación entre especies diferentes, la hibridación con descendencia fértil supone que no hay tal separación de "especies" sino que lo que tenemos son dos poblaciones de la misma especie que pueden estar en proceso de especiación (algo que se intenta explicar en el artículo que enlazo).

A falta de poder examinar el texto original publicado por Nature, tengo que decir que me da la sensación de que, una vez más, la prensa se ha informado poco o ha tratado de simplificar en exceso la explicación. En la actualidad, los géneros Pan y Homo ni siquiera están asignados a la misma familia, sino que Pan pertenece a la familia de los Pongidos y todas las especies del género Homo, junto con las de los géneros Ardipithecus, Australopithecus , Paranthropus y otros géneros fósiles, conforman la familia Hominidae.

De entrada, se usa muy a la ligera el término "especie". En Biología se utilizan una serie de categorías (que además difieren según quién y cuando las proponga), la categoría "especie" es una de ellas, pero por encima de ellas están otras como "género", "familia" o "clase. Por desgracia existe mucha tendencia a usar "especie" para todo en el lenguaje peridísitico aunque estemos hablando de cosas muy diferentes, como me parece que es el caso aquí. Para muestra un botón: hemos oído y leído miles de veces lo de "especie humana", cuando lo correcto es "género humano".

Nuestra mente antropocéntrica, junto con la situación actual por la que pertenecemos a un género que únicamente tiene una especie viva, la nuestra (Homo sapiens). Nos hace muchas veces pensar que somos los únicos "humanos"; en esto también influye la enseñanza excesivamente simplista de los mecanismos evolutivos que lleva a muchos a pensar en la evolución humana como una especie de escalera en la que una especie ha dado paso, siempre a otra, cuando esto no ha sido ni por asomo así. Por ejemplo, en Europa se tiene constancia de la conviviencia de 2 especies humanas durante, ni más ni menos, 10.000 años, se trata, por supuesto, de Homo neanderthalensis y Homo sapiens. Para el que esa cantidad de años no le diga nada, comentaré que es tanto como lo que llevamos andado en solitario desde el final de la última pulsación glaciar hasta ahora. Y para el que piense aún, que el hombre de neandertal era antepasado nuestro… pues no, era un localismo europeo que surgió de manera independiente, una rama lateral, no un antepasado… y, de hecho, hablando de hibridaciones, no se tiene constancia fósil, ni estudios genómicos que avalen un sólo caso de hibridación neandertal-sapiens… en 10.000 años de convivencia.

Volvamos al estudio publicado, que es lo que tataba de explicar. El estudio se ha realizado analizando secuencias de ADN de chimpancés y humanos, esto les ha llegado a concluir que existen partes del genoma que diferirían en unos 10 millones de años (cifra usualmente tomada como origen de la familia Hominidea) pero otras tienen diferencias de "sólo" 5,5 m.a. lo que les lleva a concluir que el proceso de especiación tuvo una larga fase de, al menos, 4 millones de años en la que se produjeron fusiones y separaciones de poblaciones que se llegaron a hibridar en los procesos de unión de las mismas, razón por la cual existen esas zonas "comunes" tan recientes.

El problema de todo esto es que se tiende a tomar las conclusiones de estudios de este tipo, sobre todo por parte de la prensa no muy puesta en estos temas, como verdades definitivas, algo que no me parece demasiado procedente en este caso por varias razones:

-El estudio se basa únicamente en estudios genómicos, no hay apoyo del mismo en el registro fósil (digamos también que el registro fósil para el género Pan es muy pobre).

-El estudio se ha realizado usando técnicas de "reloj molecular" explicar en qué consiste esta técnica es un poco largo, pero diré aquí que no se pueden sacar conclusiones defintivas de lo que nos diga el reloj molecular sin basarnos en otras evidencias; el uso del reloj molecular supone un ritmo de mutación constante en los segmentos genómicos analizados… el problema es que no hay forma de saber si de verdad ese ritmo ha sido constante o no.

Conclusiones:

Creo que no podemos dejarnos llevar por las afirmaciones vertidas tan a la ligera por la prensa, las conclusiones del estudio, siendo importantes y, sobre todo, interesantes, no nos puden llevar a concluir lo que parece que nos quieren decir. De entrada es del todo incorrecto hacer referencia, en esta fase del estudio, a las "especies" de chimpances y humanos porque, que conozcamos, de chimpancés existen 2 especies diferentes en la actualidad (Pan paniscus y Pan troglodithes) y de humanos han existido un montón de ellas, ninguna en una fecha tan antigua como la que se cita…

Mientras no existan otras evidencias, como descubrimientos nuevos en el registro fósil o análisis más detallado de ciertas especies antiguas; las conclusiones del este estudio hay que tomarlas como lo que son. Conclusiones de un estudio centrado en el genoma, que pueden servir para futuros estudios, pero que no son la verdad revelada sobre nuestro origen.

Enfocando, la parte mecánica del asunto, moviendo lo que hay que mover.

Hasta ahora he hecho una pequeña revisión histórica de los sistemas de AF y he expuesto someramente ciertos aspectos mitificados de su funcionamiento, pero no he comentando nada sobre el “cómo”; es lo que voy a hacer en este post, explicar dentro de mis capacidades, y esperando hacerme entender, cómo se consigue enfocar un objetivo. La mayoría de lo expuesto es válido tanto para los sistemas AF como para el enfoque manual porque lo que vamos a ver es cómo se consigue ajustar las lentes de los objetivos para tener correctamente enfocado al sujeto.

Consideraciones inciales.

Lo primero que tenemos que tener claro es qué es enfocar. Enfocar un objetivo, en pocas palabras y sin entrar en deficiones técnicas, es ajustarlo de manera que el sujeto quede con la máxima nitidez posible, para ello lo que hacemos es regular la posición de ciertas lentes del objetivo en relación al plano del captador (película o sensor). Es importante tener en cuenta que, sin importar lo que luego aparezca nítido en la foto que puede depender de más factores, en realidad sólo podemos enfocar un plano a la vez, que es lo que se llama “plano de enfoque”.

Formas de enfocar.
La forma más sencilla de enfocar un objetivo no es otra que la que hemos visto mil veces en el cine: la típica cámara antigua con un fuelle, ése fuelle se ajusta en longitud para enfocar el objetivo. En esencia es lo que se sigue haciendo en la actualidad, aunque en los objetivos a los que estamos acostumbrados ya no tenemos fuelle sino diferentes tubos que, en definitiva hacen la misma función. Con la evolución de los diseños ópticos han aparecido nuevas formas de ajustar las lentes con respecto al plano del captador para enfocar y es todo esto lo que intentaré explicar en este post.

Vamos a distinguir, para intentar hacer las cosas más sencillas, entre objetivos de focal fija y de focal variable.

Los objetivos de focal fija no son ahora tan populares como los zooms, pero siguen siendo importantes en muchas aplicaciones, se caracterizan por tener, siempre, un diseño óptico más sencillo que los zooms lo que suele redundar en mayor calidad de imagen.

El diseño óptico de los zooms suele componerse de 2 partes, una parte “afocal” y otra “focal”, esto que suena tan raro tiene una explicación relativamente sencilla -aunque me temo que será más sencilla para los que ya conozcan un poco el equipamiento fotográfico-. En un objetivo de focal fija el montante óptico completo se encarga de generar “foco”, es decir de formar una imagen sobre el captador, si queremos cambiar lo que nos muestra el objetivo tenemos que movernos; existen, no obstante, unos accesorios en todas las gamas de objetivos de todas las marcas que se conocen como “teleconversores” o “duplicadores” que lo que hacen es eso, modificar la focal del objetivo al que se acoplan, en definitiva, cambiar lo que muestra, pero esto sin que cambien las distancias de enfoque del mismo; es decir, si tenemos algo enfocado sin el duplicador, seguiremos teniendolo enfocado con el duplicador puesto. A estos diseños ópticos se les denomina “convertidores afocales” porque no modifican el enfoque del objetivo en el que se monta.

La construcción óptica de un zoom se basa precisamente en este principio de los convertidores afocales, una parte del zoom no es más que esto, un convertidor afocal variable, que es la que nos permite variar el encuadre, la otra parte es la parte “focal” y es la que nos permite enfocar. En un zoom sencillo, la parte afocal está en la parte más próxima a la cámara (como el anillo del zoom en el exterior) y la parte focal está en la parte más lejana de la cámara, la manera más sencilla de variar el foco consiste en desplazar hacia dentro y hacia afuera esa parte focal, como los zooms son más grandes que los objetivos de focal fija esto se suele hacer usando un dispositivo helicoidal que hace que la parte frontal del zoom rote al enfocar, algo que se suele citar como característica negativa en el objetivo porque dificulta el uso de algunos filtros. En los objetivos de focal fija no se suele producir este fenómeno de rotación porque lo que se hace es desplazar todo el montante óptico completo, no siendo necesario hacer rotar unas partes con respecto a las otras.

Pero esto que no parece sencillo, en la actualidad se complica bastante más. Sigue siendo totalmente válido para la mayoría de objetivos de focal fija y los zooms “económicos”. Pero este sistema de enfoque “sencillo” tiene inconvenientes en ciertos casos.

Para solventar estos inconvenientes se desarrollaron nuevas formas de enfocar un objetivo.

La más popular es la denominada “enfoque interno”. Este sistema de enfoque se utilizó por primera vez en los teleobjetivos de focal fija de 180mm en adelante; en estos objetivos, el sistema convencional suponía desplazar un montante óptico y parte del cuerpo del objetivo con un volumen y un peso muy superior al de un objetivo “estandar” de 50mm lo que supone un objetivo lento e incómodo si se hace a mano… (nunca se ha usado AF en estas circunstancias); además, al variar el tamaño del objetivo al enfocar se modifica el centro de gravedad del mismo lo que puede desestabilizar la cámara si está montanda en un trípode y, otro inconveniente, como el cuerpo del objetivo es grande, al enfocar a distancias cercanas, esa misma variación de tamaño hace que se pierda bastante luminosidad.

El enfoque interno supone la superación de todos esos inconvenientes: el objetivo no cambia de tamaño, no se modifica el centro de gravedad y no se pierde luminosidad. Esto se consigue con un pequeño “truco” que consiste en usar sólo unas pocas lentes dentro del objetivo para enfocar sin mover el resto de las lentes. En la práctica el único inconveniente de este sistema es que se cambia ligeramente la distancia focal al enfocar a distancias cercanas… pero esto no supone demasiado problema para las aplicaciones generales. El enfoque interno facilita también el trabajo del AF ya que sólo tenemos que mover ciertas lentes dentro del objetivo, que suelen ser de pequeño tamaño, necesitando motores menos potentes para conseguir buenos resultados.

Y como no todo iba a ser tan simple, a partir del enfoque interno han sufrido más variaciones: el enfoque trasero, los elementos flotantes, la extensión fija del elemento trasero… De todo esto, el enfoque trasero es un tipo especial de enfoque interno en el que el grupo de lentes que movemos se sitúa en la parte posterior del objetivo, se suele usar en objetivos con elementos frontales de gran tamaño o donde no podemos usar un enfoque interno convencional. La corrección de elementos flotantes consiste en que ciertos elementos ópticos se desplazan con respecto a otros a medida que el objetivo se enfoca a distancias más cortas y sirve para corregir ciertas aberraciones que aparecen en esas distancias cortas de enfoque.

Por último tenemos el caso, cada vez más frecuente, de zooms que incorporan sistemas de enfoque interno, pero también nos podemos encontrar casos de mecanismos de zoom interno, es decir que el objetivo no varía en longitud ni al enfocar ni al variar el zoom; pasando por casos intermedios: objetivos con zoom interno y enfoque convencional o con enfoque interno y zoom convencional.

Me falta encontrar esquemas que ejemplifiquen todo esto que he ido soltando, si no los encuentro en ningún sitio intentaré hacerlos yo mismo, pero para eso tengo que tener tiempo.