No tengo fotos navideñas.

No tengo fotos navideñas y hace bastante tiempo que no pongo ninguna por aquí y esto, al fin y al cabo, es fundamentalmente un blog de fotografía.

La que pongo hoy tiene ya bastantes años cuando, durante una temporada, nos dedicamos a hacer fotos a saltos de agua y cascadas varias por la montaña. Como solía haber mucha luz y nuestra disponibilidad horaria no era la mejor, teníamos que recurrir al uso de artefactos varios, en este caso el uso del doble polarizador para cortar el paso de la luz, el problema es que los polarizadores usados no eran demasiado buenos y el resultado, en color, fue un desastre.

No se me había ocurrido pasarla a blanco y negro hasta hoy y el resultado, si bien sigue siendo bastante desastroso, es menos molesto a la vista.

Cascada

Datos de la imagen: Nikon F4, AF-Nikkor 50mm f:1.8, dos filtros polarizadores, sobre Fuji Sensia 100; escaneado a 16 bits lineal, editado en Photoshop CS bajo Windows 2000

FON.

Fon está levantando mucha polvareda en la red, en especial en la blogosfera. Hay grandes voces a favor y tremendos detractores. Sinceramente, no creo que llegue a alcanzar nunca la extensión que podría tener ni la relevancia suficiente para que mucha gente se lo tome en serio. Pero no me parece mala iniciativa. Sus detractores se basan sobre todo en la forma de “venderlo” y en una supuesta desinformación al usuario. A mí poco me importa si Varsavsky se va a hacer rico o no con esto; lo que me importa es que es una buena forma de tener puntos de acceso inalámbricos repartidos por medio mundo, de forma gratuita. Si él se hace rico dándo un servicio gratis, pues bueno, pues vale, pues me alegro, esto me va a permitir no tener que partirme la cabeza cada vez que tengo que salir de mi casa para conectarme, como la última vez que fui a mi tierra, por ejemplo.

Hoy ha llegado mi fonera… y ha sido gratis. Al menos le voy a conceder el beneficio de la duda.

Actualización: Mi punto de acceso ya está disponible y compruebo con alborozo como La Fonera tiene más potencia que la antena de mi router, cosa que también agradezco. Hablando con un cliente sobre el asunto me comentaba que para viajar mejor pagarse una tarjeta 3G… pues sí y no: si viajas a menudo y necesitas conexión en cualquier sitio y en cualquier momento, está claro que es una opción pero, para mí, que hago más bien pocos viajes al año y que, cuando los hago, necesito internet puntualmente, pagarme una 3G sería prohibitivo.

Felices Fiestas

Últimamente ciertos asuntos personales y de trabajo me están dejando poco tiempo para actualizar el blog. Tengo varias cosas pendientes, entre otras la comentada en el post anterior, sobre la instalación de Gentoo y ese How-To que me pedía Campanilla y que prometo hacer, espero, este fin de semana si todo va bien. Y, ya que me pongo, echaré un vistazo a las posibilidades que nos abren Xubuntu y Damn Small Linux para ordenadores “obsoletos” de los que suelen andar por los trasteros. A ver qué tal se portan en mi Pentium 200 con 32MB de RAM.

Por lo demás, para todos los que lo leais, y aunque sé que es lo más tópico que se puede poner, de verdad ¡Felices Fiestas! y gracias por pasaros por aquí.