Matando al Snap en WordPress.

No sé si será aplicable a los que teneis WordPress corriendo en vuestro propio servidor, pero los que nos hemos encontrado con que en nuestro blog de wordpress ha aparecido Snap sin que nadie lo llamase lo tenemos muy fácil para eliminarlo. Basta con desactivarlo en “Presentación”, “Extras”.

Que igual está genial para tener una vista previa de los enlaces dentro de un comentario cuando lo que enlazas son otras webs, pero para un blog como el mío en el que casi todos los posts contienen miniaturas de fotos que enlazan a las fotos más grandes, pues es una molestia más que otra cosa, ya estás viendo la foto, no hace falta que nada salte para enseñarte otra vez la foto que ya estás viendo.

Además, qué carajo, que yo no he pedido que se ponga a funcionar Snap y me gusta que las cosas funcionen cuando yo se lo digo, no cuando les de la gana a ellas.

Mamarrachadas.

Iba a comentar aquí algo sobre la cantidad de estupideces que se pueden llegar a leer en éste artículo de El Pais Semenal, iba a escribir acerca del miedo que destila el artículo por parte de quien parece ver los blogs como una amenaza a su poltrona, pero lo ha hecho mucho mejor Campanilla que yo. Así que, mejor, pasais por su blog.

Preparando el año, ahora que empieza

Como todos los años por estas fechas invernales en las que poco se puede hacer, en cuanto tengo un rato de aburrimiento -de los que últimamente no abundan, la verdad- me vienen a la cabeza cosas hechas y cosas que quiero hacer, en particular sitios a los que ir y lugares en los que hacer fotos.

Fuente De

Éste es uno de ellos, aquí tenemos que volver, pero en condiciones, equipados como dios manda y comunicados con el mundo exterior, al menos mínimamente. Porque cuando hice esta foto, mi grupo estaba en el cable y 2 locos perdidos por los montes sin equipamiento adecuado a lo que estaban haciendo (porque no era lo que iban a hacer, que conste). Este año tiene que caer un vivac.

Datos de la imagen:Nikon FM2, AF- Nikkor 28-85mm f:3.5-4.5, Kodak Elite 400, escaneado a 16bits lineal, procesado en Photoshop CS bajo Windows XP.

Goyas… perpetuando actitudes.

Ayer se entregaron, como sabrá casi todo el mundo, los premios del Cine Español, los Goya.

La gran triunfadora fue “Volver” de Almodovar, aunque por números se llevó más “El Laberinto del Fauno”.

Luego se quejan de que no se va a ver cine español, cuando ellos mismos premian lo mismo año tras año. Nuestro cine está anclado en lo más rancio de lo rancio, y así nos va. Nos tienen que venir a enseñar a hacer cine desde Méjico y, eso sí, a dejar claro que la culpa no es de los actores y actrices.

Porque “El Laberinto del Fauno” es, para mí sin duda, la mejor película jamás hecha aquí. “Volver”… pues la misma mierda de siempre.

¡QUÉ VIENE EL LOBO!

En esta actitud nos tienen esta semana periodistas y autoridades. No sé si se han dado cuenta. Estamos viviendo el invierno más cálido posiblemente de los últimos 15 o 20 años, hasta estas fechas no ha caido prácticamente un copo de nieve, hasta el punto de que las estaciones de la Cordillera Cantábrica llevan desde Noviembre hablando de año catastrófico y de pérdidas como no se recordaban. Muchas han estado sin un solo km esquiable hasta ahora y lo poco que han podido tener ha sido gracias al uso de cañones de nieve artificial -Aunque, eso sí, se sigue hablando del mayor atentado conta el patrimonio natural que se quiere seguir llevando a cabo, sí la innecesaria y estúpida estación de San Glorio-.

Igual esto hace que la gente esté afectada de amnesia o algo así. No sé, no soy un crío pero tampoco un abuelete; no he vivido la pequeña pulsación fría de principios del S. XX que recuerdan mis padres y mis abuelos, con inviernos en los que se pasaba 10 días nevando y en las calles había más de 1 m de nieve. Pero soy plenamente consicente de las características climáticas de la tierra donde vivo y, aquí, una nevada gorda o un par de ellas al año no es que no sean excepción, es que es lo que ocurre absolutamente todos los años desde que tengo uso de razón. Sin ir muy lejos, hace un par de navidades nevó con tantas ganas que para poder tener la tienda abierta tuvimos que abrir un camino con palas, el año anterior a ese estuvimos en las Hoces de Vegacervera que estuvieron cerca de 20 días cerradas porque ni siquiera podía entrar la fresadora a despejar la nieve, había paredes de nieve de unos 2 metros y medio en el fondo del valle. Todos los años he estado en mi finca con entre 50 cm y 1 metro de nieve; el mismo año pasado tuvimos una nevada en plena ciudad que obligó a cerrar algunas calles al tráfico, tuvimos dificultades para llegar hasta Navatejera (dentro del casco urbano)… con un coche 4×4. TODOS LOS AÑOS se cierra Pajares, casi todos se cierra la autopista durante unas horas…

¿Por qué cuento todo esto? pues porque estoy realmente indignado. NUNCA en todos esos años se ha dicho esta boca es mía, no ha habido alertas rojas, ni avisos a la población, ni anuncios en la radio NI NADA DE NADA. ¡Coño! es lo normal, la gente ya sabe que nieva, se avisa de que va a nevar, se avisa de que hay que llevar cadenas ¡Y PUNTO!.

Este año nos llevan taladrando desde hace una semana, por aquí se ha llegado a decir que iba a ser el mayor temporal de nieve en 50 años, que cuidado, que no se saliera ¡se le dice a la gente que NO SALGA A LA CALLE NI COJA EL COCHE SALVO EN CASO DE EMERGENCIA. Cada hora un anuncio en las principales emisoras de radio diciendo que no se coja el coche y que si se tiene que cojer que se lleve de todo… ¡hasta víveres!.

Yo no sé como consiguen sobrevivir en sitios como Rusia o Finlandia, donde hay nieve durante todo el invierno año tras año. No lo logro entender, porque si aquí montamos estos circos allí se tienen que morir.

En León capital no ha caído ni un solo copo de nieve, nada, nothing, niente. Ni siquiera hemos tenido temperaturas especialmente bajas, algún invierno de -11 y -12 hemos tenido últimamente, y no por la noche sino a medio día… y ahora no baja de 5 que, casi, es hasta benigno para lo que se suele dar por aquí en Enero. ¿Qué ha nevado en la montaña? ya, viene siendo lo normal, no sé, en la montaña nieva todos los años, lo que no era normal era que no nevara, cojones.

Ah, ya que es que ha nevado en San Sebastian y lo mismo nieva en Levante, y ha nevado en Madrid… ah, claro claro. Igual es eso, que como nieva allí hay que montar el cristo en toda España, igual es que como ahora les nieva encima se dan cuenta.

Y mientras tanto, 3 días con la gente casi encerrada en casa, porque aquí la gente le teme al clima y si les dicen que va a nevar, se lo creen aunque, como ahora mismo, luzca un sol tremendo, la gente no sale, tiene mucho miedo (yo no sé como algunos se van a vivir al norte y no se mueren de un infarto, la verdad) y se nota, sobre todo lo notamos los que tenemos comercios.

Hay que ser más responsables, porque si se monta esto con la mierda de nevadas que estamos teniendo, la gente se acostumbra a no hacer caso de las alarmas, y el día que haya una nevada gorda gorda ocurre lo de hace un par de años, que no se hace caso a los avisos… y colapso en varias autopistas. No se puede decir ¡qué viene el lobo!… salvo que venga de verdad.

Actualización Jueves 25: Hoy, por fin, nieva en León capital, precisamente el día que, según las predicciones locales no iba a caer nada, se preveían heladas y sol… Tampoco es que se esté acercando la glaciación, de todas formas, como nos querían dar a entender. De éstas he visto yo muchas sin que tuviera que venir un equipo de rescate ni necesidad de “proveerse de víveres” como decían por la radio.

Un viaje productivo.

Cuando te gusta la fotografía llega un momento en el que te das cuenta de que lo que tú quieres hacer cuando vas de viaje a algún sitio no es compatible con lo que quieren hacer el resto de mortales; si vas solo esto no es mucho problema, pero como vayas acompañado te vas a convertir, sin quererlo, en fuente contínua de problemas. Admitámoslo, los raros somos nosotros, nosotros vamos a conocer sitios… y a hacer fotos, y si queremos que las fotos sean medianamente aceptables tenemos que hacerlas en las horas del día en las que la luz es propicia, es decir, evitando las horas centrales del día. Lo que ocurre es que, cuando estás de vacaciones, las horas centrales del día son las que quieren aprovechar tus acompañantes para hacerlo todo, nada de madrugar para ir a ningún sitio, nada de trasnochar si no es para ir de fiesta a algún garito. Si el viaje es con tu pareja y no comparte tu afición pueden pasar, básicamente, 2 cosas: que tu pareja sea comprensiva y tolerante y soporte estoicamente tus rarezas (aunque se plantee el mandarte a la mierda casi de contínuo) o que tengas cristo a la primera y la cámara no vuelva a salir de la bolsa.

Sin embargo, a veces tienes suerte, las fotos que cuelgo en este post las hice durante una semana de vacaciones que me pude tomar, hace ya 3 años, en el concejo de Navia (Asturias); donde te puedes encontrar, a poco que te muevas, parajes de gran belleza y donde tenemos algunos de los pueblos más pintorescos del norte de España. Además tuvimos unos cuantos días en los que la luz fue excepcionalmente favorable durante casi todo el día, con lo que tampoco estuve molestando demasiado a mis acompañantes. Pocas veces me he vuelto de un viaje que a priori no iba a ser fotográfico, con tan buena cosecha.

espìgas barca 1 barcas

Datos de las imágenes:

Espigas: Nikon FM2 + MD12, Sigma AF 180mm f:3.5 EX APO Macro, sobre Fuji Sensia 100, escaneado a 16 bits lineal, edición en Adobe Photoshop CS bajo Windows 2000.

Barcas (ambas): Nikon FM2 + MD12, AF Nikkor 50mm f:1.8, sobre Fuji Sensia 100, escaneado a 16 bits lineal, edición en Adobe Photoshop CS bajo Windows 2000.

… y otros lugares.

Antes, como decía en el anterior post, tenía muchas veces tiempo de coger la cámara y salir a hacer fotos un día cualquiera, generalmente por la tarde. Durante una época floja de mi vida, generalmente acababa siempre en el Parque Natural de las Dunas de Liencres, a unos 6 km de Santander.

Aun hoy es visita obligada cuando me dejo caer por mi tierra, y sigue siendo refugio para las tardes de tedio.

Las playas en general, pero esta en particular más, me gustan más en otoño y de un otoño de hace demasiado tiempo es esta foto, está mal expuesta, porque fue en esa época cuando se murió el fotómetro de mi querida Pentax K1000, la cámara con la que me re-inicié en este mundo y que aún conservo, pero aún así, me transmite muchas cosas esta imagen.

Cachotabla

Datos de la imagen: Pentax K1000, Tamron 35-70mm f:3.5-4.5 sobre Fuji Sensia II 400, escaneado a 8 bits.

Otros tiempos, otras fotos.

Estos días estoy haciendo una pequeña reorganización del archivo digital, que falta me hacía, y me estoy encontrando con cosas que, aunque sabía donde estaban, hacía mucho tiempo que no veía y me están proporcionando agradables momentos de recuerdo; eso y algo de pena por no tener ya la cantidad de tiempo libre que tenía cuando las hice. Porque de esa parte de la fotografía no se suele hablar, no basta con ser bueno técnicamente, con tener visión y “arte”, además hay que tener tiempo; porque el tiempo te proporciona la capacidad de estar en el sitio adecuado en el mejor momento.

Esta foto la he intentando repetir varias veces, pero nunca he conseguido nada ni remótamente parecido (y el sujeto era el mismo). El día que la hice teníamos una tarde excepcionalmente clara con una luz magnífica y, estando tirado en mi casa, me decidí coger la cámara y salir “a cazar”, con el resultado de unas cuantas fotos bastante decentes.

Puertochico

Datos de la imagen: Nikon F801s, Sigma AF 70-210mm f:2.8 APO sobre Fujichrome Sensia II 100, escaneado a 8 bits.

Cosas que encontré buscando otras.

Estaba yo buscando unas fotos que hice hace unos años, cuando reparé en que el mismo disco tenía archivadas las fotos que hice probando la Canon Eos 10D, en la época en la que anduve probando las cámaras de su gama para ver qué tal me iban, y que me llevó a adquirir la E-1.

Me ha llamado la antención esta foto, sobre todo porque un buen amigo siempre me dice que mis fotos no están mal pero que me faltan fotos con gente.

Esperando al sol

Datos de la imagen: Canon Eos 10D, Canon EF 28-90mm f:3.5-5.6, Procesada en Photoshop CS bajo windows 2000

Antes de que se caiga.

La dejadez en el mantenimiento del impresionante patrimonio monumental que tenemos por aquí por parte de las Administraciones está empezando a rozar lo intolerable. Este año se han caído dos gárgolas, pero eso sólo es la punta del iceberg, hay muchos otros problemas en el patrimonio de la región que, poco a poco, van siendo denunciados. Eso por no mencionar la destrucción de los restos romanos del casco antiguo por las nuevas promociones del ladrillo que supondrán dentro de unos años que nos lamentemos de no conservar nada de lo que teníamos, como ya pasó antes con los cubos de la calle carreras (que sucumbieron al pico y a la pala a mediadios de S. XX) o los restos del acueducto que fue derruido para construir el colegio San José (y que ahora mucha gente no sabe ni dónde estaba).

Hace mucho tiempo, mucho, que tenía ganas de hacer una foto nocturna a la catedral de León. Aunque la plaza es grande, para que entre completa en el encuadre hace falta una focal cercana a los 24mm en paso universal o su equivalente en el formato que usemos; como yo no tengo nada por debajo del equivalente a 28mm en la digital, pues he recurrido a solapar 2 fotos a las que, previamente, he corregido la perspectiva.

Pluchra Leonina

Datos de la imagen: Mosaico de 2 imágenes tomadas con una Olympus E-1, Zuiko Digital 14-54mm f:2.8-3.5, Montaje y edición en Photoshop CS bajo Windows 2000