Milenio Tres en la Luna.

No suelo tener la radio puesta los viernes por la noche a las 2 de la mañana, normalmente se dan una de dos circunstancias que me lo impiden: o estoy k.o. en la cama o no estoy en casa para escuchar la radio. Ayer se dió una excepción que me hizo tener la radio encendida (me estaba pegando con la actualización de Ubuntu en el portatil de la que comentaré cosas en el siguiente post, cuando la tenga más madura) y así pude “ilustrarme” con lo que hace tiempo que consideraría el mejor programa de humor de la radio, como su hermano “Cuarto Milenio” lo es del mundo televisivo. Y digo que lo consideraría así, si no fuese porque, en realidad, lo que cuentan y como lo cuentan no suele tener ni puta gracia.

Ayer, en el circo de vendedores de aire y libros sobre nada que es el programa de Iker, se pusieron a hablar con un supuesto “experto” que había hecho muchas “investigaciones” (de las cuales, claro, no se citan fuentes ni trabajos, sólo faltaba que alguien fuera a comprobarlo) sobre la carrera espacial y los viajes a la luna y las coincidencias de la realidad con las novelas de Julio Verne… ahí es nada el pastel.

Me parece una pérdida de tiempo detallar la cantidad de barbaridades que se contaron así que sólo detallaré las que más gracia me hicieron, alguna de las cuales me hizo tener que ir a orinar de risa, literalmente. Vamos con las “perlas” de los “espertos”.

-Según aquí, los amigos, una coincidencia entre la “nave” de Verne (que en realidad es una bala de cañón, no un cohete, aunque eso, claro, se lo ahorran) es el material y el grosor de las paredes, según ellos “idéntico” en ambas “naves”: aluminio de, atención, ¡¡¡30 cm!!! Creo que no se han parado a pensar lo que supone una pared de 30cm de aluminio y lo que pesaría una nave semejante. Ah, se me olvidaba, al “Alumino” lo llaman “aleación” y se quedan tan panchos.

-Otra “coincidencia” de las que hacen ver “lo que sabía Verne” (que según ellos frecuentaba sociedades parapsicológicas y no sé cuantas cosas más) es que en la novela uno de los viajeros es Michael Nicoll… y en el Apollo 11 viajó Michael Collins (ellos se comen la “s” eso sí). Apostillan que “Nicoll es Collin… al revés” ¡¡con dos cojones!!, a ver, venga, hagamos la prueba:Demos la vuelta a “Collins” -> “Snilloc” (pues va a ser que no), a ver “Nicoll” -> “Llocin” (coño, pues va a ser que tampoco). Vamos a obviar también el hecho de que ni Collins, ni Nicoll ni, por supuesto Michael son nombres y apellidos de lo más común en el mundo anglosajón… pa’qué. Menos mal que no había un “John Smith” porque ya hubiera sido la risión.

De todas formas el colmo del disparate fue cuando comentaba el “experto” que los rusos iban a la par casi hasta el final porque sólo 5 días antes del lanzamiento del Apollo 11 estaban probando el cohete que debería llevarlos a ellos a la luna. Ole sus santos huevos… como el programa Apollo se gestó un par de meses antes del lanzamiento del 11 y no hubo casi misiones antes de esa… ¡hay que joderse! Según el tronco éste ¿qué iban a hacer los rusos? ¿Probar un cohete en 5 días, montar otro, crear la cápsula y el aterrizador y lanzarlo… en una semana? Yo no sé qué narices se beben. Cuando se lanzó el Apollo 11, el programa lunar ruso llevaba años de retraso con respecto al norteamericano.

De las barbaridades y estupideces conspiranoicas que soltaron después sobre el abandono de las misiones lunares (cuyas causas reales son plenamente conocidas, por otra parte) paso de decir absolutamente nada. Es como lo de las fotos de las misiones “comentadas” que circulan por la red y que “demuestran” que fueron tomadas en la tierra, cuando cualquier aficionado a la fotografía puede desmontar una a una todas las razones que se dan en esos textos.

Lo malo no es que lo oiga yo y me descojone, lo malo es toda la gente que se cree a pies juntillas el circo que montan, lo mismo que no son capaces de ver en “El Código Da Vinci” una novela, no un ensayo científico… y así les llegan después los sonrojantes mensajes que les llegan (y que leen) al programa. Lo malo es que alguien que debería ir de showman, va de divulgador…

Pero bueno, después de lo del “agua buena” y el “agua mala” de la tele, muy poco se puede esperar.

Anuncios

Ubuntu 7.04, actualizando… CUIDADO CON BERYL.

Resulta que parte de los problemas que tenía para actualizar a la 7.04 desde la 6.10 eran derivados de tener instalado Beryl en la 6.10, con sus correspondientes repositorios en la lista. Eran estos repositorios los que estaban dando problemas a la hora de actualizar. Por razonas que desconozco y que no alcanzo a explicarme, Synaptics no es capaz de prescindir de los repositorios que no necesita para actualizar a la nueva versión. Por lo que si teneis problemas con los repositorios de “Compiz” a la hora de actualizar teneis que entrar en la lista de repositorios y eliminarlos. Manda huevos, nuevamente, documentación CERO. Maaaaaaal vamos a competir.  Gracias al compañero de Ubuntu-es que dió con el problema.

Primavera, fotografía y falsos mitos…

Si se interesa uno en esto de la fotografía y se comienza a consultar foros y webs, enseguida nos vamos a encontrar con cosas como que con las cámaras del sistema 4/3, como tienen el sensor más pequeño que el resto de las reflex y hay que usar focales más cortas, no se pueden conseguir buenos desenfoques… como hay dios que no, vamos:

Vinca

Jacinto 1

Preperas

Preperas

Preperas

Datos de las imágenes: Olympus E-1, Zuiko Digital 14-54mm f:2.8-3.5

Ubuntu 7.04 Instalando y Actualizando… Luces y Sombras.

Hace ya un par de días que está disponible la “release” final de la última versión de Ubuntu, la 7.04 que lleva el sobrenombre (estúpido y prescindible) de Festy Fawn.

Me enganché a esto de Ubuntu hace ya un par de años, tras otros intentos más o menos fallidos con otras distros de Linux, como ya he comentado otras veces, con la versión 5.04 que instalé en mi portatil. Desde entonces he pasado por todas las actualizaciones, instalando siempre las verisiones finales. Actualmente lo utilizo en dos de mis equipos: en el portatil, compartiendo el disco duro con Hasefroch XP y en el ordenador de mi cuarto, en exclusiva. Hasta hoy en el portatil tenía la última versión, la 6.10, bastante personalizada en cuanto a aspecto y con Beryl funcionando más o menos bien. En éste otro, el de mi cuarto, tenía la 6.06 LTS, funcionando a todo trapo.

Siempre defenderé Linux, y Ubuntu me parece una gran distribución que aúna la potencia de Debian con la sencillez, relativa, de cara al usuario, en particular me parece que tiene el mejor proceso de instalación del panorama de los sistemas operativos, sorbe todo ahora, que incluso permite la importación de datos de las cuentas de usuario de Windows y la instalación desde ahí. Conmigo siempre va una DSLinux en una llave USB y en la maleta del portatil van un par de CDs con la Whax y otro con Belenix/Slax. No soy programador, pero no le tengo miedo a la línea de comandos ni a los archivos de configuración, vamos, que me defiendo muy bien con la línea de comandos pero no me puedo poner a programar un driver…

Dicho esto y teniendo en cuenta que voy a seguir usando Linux y voy a intentar que más gente lo use y que me parece el camino a seguir. Hay cosas que me siguen tocando bastante los genitales pendulares, a saber:

– Ni la versión 6.06 ni la 7.04 son capaces de mostrar el nuevo logo y la barra de carga en la pantalla de mi portatil, cuando las anteriores versiones lo hacían sin problemas. Es una pantalla de 15″ con resolución de 1024×768, debe de haber unos cuantos miles de ellas por ahí, no es hardware raro; no he conseguido solucionarlo ni ver documentado el problema/solución.

No hay cojones de actualizar desde el portatil. La 7.04 lleva integrado, por alguna razón, Compiz. Pero Compiz sigue dando mil problemas para ser descargado. Joder, si lo incluyes, asegúrate de que va a estar disponible, si no es una jodienda.

-Si tu ordenador es más o menos moderno no vas a tener problemas, pero una de las gracias de esto es poder recuperar ordenadores muy aptos, pero que con Windows se arrastran; para estos te vas a tener que pegar con mil chorradas estúpidas:

-Éste ordenador, el de mi cuarto, es un Pentium III a 500MHz, con 256MB de RAM y 15 GB de Disco Duro, gráfica nVidia TNT2 Model 64 AGP con 32MB de RAM, una tarjeta de sonido ISA Sound Blaster 16 Value y una tarjeta de red WiFi USB que venía con el router de Jazztel. Ratón serie.

-La 6.06 coge sin problemas la WiFi (WLAN0), mediante Automatix descargas sin problemas el driver para la gráfica; pero la de sonido las pasé más putas que Caín, me costó meses instalarla, no encontraba documentación sobre su instalación y, como conté en otro post, acabé dando con el asunto a través de 2 foros diferentes en los que te contaban los 2 pasos a seguir, por separado, relativos uno a Debian y otro a Guadalinex. Deben de haberse vendido muy pocas tarjetas de sonido como la mía, porque ese post en el que cuento como se instala es el más leído con diferencia de este blog… La 7.04 sigue sin coger la puta tarjeta de sonido, a instalar a mano… otra vez; sólo que no consigo hacer funcionar ni el alsaconf ni el isapnptools… falla el “make” una y otra vez.

– La 6.10 no coge la WiFi como WLAN0 sino como eth1… pero no funciona, por eso me tuve que quedar con la 6.06. La 7.04… la coge como eth1 pero sí funciona.

– Mi tarjeta gráfica no es precisamente rara se vendió como churros. Pues volveeeeemos a tener los mismos estúpidos problemas para configurar la resolución del monitor ¿para qué pelotas incluyes un driver en los repositorios que no hace funcionar bien la gráfica? No lo entiendo. Me he tenido que bajar el driver de la web de nVidia y configurarlo todo a mano mediante un dpkg-reconfigure. Me parece inaceptable a estas alturas andar con estas soplapolleces; si no tienes driver soportado, deja el “nv” y ya está.

-El ratón serie no es detectado por el live-CD, con lo que hay que pasar a una terminal de texto, editar el xorg.conf, volver a la gráfica y reiniciar las X… no es que sea complicado, pero no comprendo como no se incluye su detección de partida cuando hasta el Live-CD de Gentoo te coge un ratón serie sin problema ninguno. También hay unos cuantos ratones serie por ahí.

Y hasta aquí he llegado, de momento. Me parece que se está perdiendo lo que se consiguió con la versión 6.06 (no por nada la van a seguir soportando un par de años más) en aras de lo experimental y de lo vistoso… voy a seguir usando Ubuntu, a recomendarlo y a instalarselo a todo el que me lo pida; pero si queremos que se extienda, estas tonterías tienen que evitarse.

Actualización: Me estoy empezando a arrepentir severamente de haber actualizado el ordenador de mi cuarto, que estba funcionando sin ningún problema y como la seda bajo la versión 6.06, haciendo, sobre todo, de reproductor multimedia, no hay manera de que la tarjeta de sonido funcione bajo 7.04, así que me parece que voy a tener que volver a la 6.06… así no, la verdad… así no.

Narcisos.

Hoy se suponía que iba a aprovechar el magnífico día primaveral que ha hecho por aquí para llevar a unos amigos a una pequeña excursión montañera que sirviera para recuperar las salidas que hacíamos antaño; como una cosa es lo que se supone y otra muy diferente lo que acaba ocurriendo, me he pasado el día en la finca que tenemos en Valdepiélago donde he estado pensando en varias cosas, a falta de otras cosas por hacer:

a) En lo que han llegado a cambiar mis fines de semana en 10 años.

b) En lo que supone tener un buen objetivo, aunque éste sea un zoom y en lo que echo de menos tener ciertos objetivos de focal fija.

Y es que tengo que reconocer que la combinación E-1 con el 14-54 hace olvidarse a uno de que lo que lleva es un zoom, porque no sólo tiene una calidad óptica tremenda sino que incluso permite utilizar distancias de enfoque muy cortas, que es una de las cosas que más echaba en falta de un objetivo de focal fija. Aunque no llega a la calidad ni a la magnificación del 50mm macro… se defiende.

Esto lo he hecho por intentar aprovechar un poco la tarde, en la plantación de narcisos de mi señora madre.

Narciso Narciso

Narciso Narciso

Con el cerebro desenchufado…

Interesante y completo puente de Semana Santa pasado en mi tierra, con el resultado de casi 3 GB de RAWs que podría tirar enteritos a la papelera sin pestañear. Es una pena que no tuviera la cabeza en lo que la tenía que tener, a pesar de que en el plano no fotográfico fue todo de perlas -excepción hecha de la Cueva de los Cirrios que no conseguimos encontrar-

Lo único que he salvado hasta ahora es esto… y no es gran cosa. Manda huevos.

Pescando

Datos de la imagen: Olympus E-1, Zuiko Digital 40-150mm f:3.5-4.5