El clima está loco ¿lo está?

Es el tema estrella del verano en esta tierra, el clima.

En los partes meteorológicos y en las noticias España es Madrid, el Mediterraneo y Andalucía, no es nada nuevo, los del norte no existimos salvo cuando hay temporales de excepcional fuerza y para decir que llueve en verano, aunque no sea cierto. Aún colea en mi tierra, Cantabria, un verano en el que en la televisión se pasaron 2 meses dando lluvias y mal tiempo, con lo que eso supuso para el turismo, y fue el más seco y soleado desde 1989 (año más seco de los últimos 70).

Lo “normal” en León, en pleno mes de julio, es que estuviésemos secándonos al sol, no pocos meses de julio he conocido yo por aquí donde el termómetro no bajaba de 30 grados hasta altas horas de la madrugada, llegando a sobrepasar los 40 en las horas centrales del día, durante muchos días seguidos. El año pasado, sin ir más lejos, por estas fechas estaban los pantanos bajo mínimos, el pozo de mi finca dejó de tener agua a primeros de mes. Este año está siendo muy excepcional, salvo el viernes y el sábado pasados, que sí disfrutamos de un tiempo como el que suele ser habitual por aquí, el mes de julio se está pareciendo más bien a lo que suele ser octubre… ahora mismo, que no hace demasiado malo para lo que hemos vivido, hay 20 grados en la calle… al menos 10 grados menos de lo que sería normal. Por las noches hace frío, yo he tenido que volver a poner la manta en la cama; a las 10 de la mañana había 11 grados en la calle una temperatura de la que no he visto bajar yo los termómetros durante muchos inviernos en Cantabria ¡y aquí me la encuentro en julio! Total, el tiempo está loco , esto no es normal, es el cambio climático, etc.

¿Pero hasta que punto esto es así?

Una de las cosas que más me llamó la antención cuando estuve haciendo unas prácticas con comunidades vegetales es que de muchas zonas de la provincia no teníamos registros climáticos anteriores a 1980, en algunas no había nada de nada antes de 2000; así que te encontrabas estudios que recurrían al empleo de los registros del observatorio de León, en la Virgen del Camino… si ya me parecen malas las referncias de este observatorio para la propia capital, porque está situado a 10 km del centro de León y más de 50m por encima, tomar como dato climático para, por ejemplo, Cistierna, en plena Montaña Oriental, los datos de León… es como para cachondearse; de hecho si te basabas en los datos de los 80 veías que las gráficas de estas zonas se parecían a las de la capital en que la tinta tenía el mismo color.

Es decir, que los datos de los que disponemos son pocos y desde hace poco tiempo, por lo que muchas veces recurrimos a nuesta memoria o a la de la gente del lugar… y nuestra memoria es un dato muy poco fiable las más de las veces. Cosa que tampoco resulta difícil de comprobar, sólo hay que preguntarle a 3 personas diferentes, con garantía casi absoluta de que lo que nos van a contar va a ser bastante diferente.

Antes, cuando se daba un tiempo raro, simplemente se decía que el año era malo, o que el tiempo estaba loco, ahora todo se achaca al “cambio climático”; vaya por delante que me parece fabuloso que estén dando la chapa que están dando sobre el tema, así la gente se va concienciando sobre la situación. Lo que me preocupa más es que la gente lo que oye y lee, se lo oye y lee a los periódicos y telediarios, cuyas noticias sobre temas científicos tienen la misma fiabilidad generalmente que si las dieran los Lunnis. Esto unido a aportaciones bastante poco científicas de entornos que sí deberían de ser científicos y a la nula costumbre de integrar información proviniente de otras ramas de la ciencia o del conocimiento que tiene como consecuencia que se llegue a conclusiones a partir de datos parciales y, en estos temas, condicionados por una escala de tiempo muy breve, que es la que nosotros podemos percibir.

No hace falta recurrir a las curvas paleoclimáticas obtenidas a partir del análisis de los caparazones de foraminíferos, que son una fuente muy fiable de información sobre el clima en un pasado relativamente reciente y que nos han permitido ver, por ejemplo, como antes de las últimas pulsaciones frías (glaciaciones) hubo un periodo de calentamiento… Basta con recurrir a nuestra propia historia anterior a la revolución industrial, donde la influencia humana sobre el clima era más modesta (o quizá no, pero al menos no había emisión masiva de gases) para comprobar como el clima no es algo estable. ¿Dónde narices está estipulado que el clima “normal” sea en el que vivimos ahora? ¿Tan poca visión de conjunto tenemos? El clima en el que hemos vivido en el siglo XX es eso, el clima en el que se ha desarrollado el siglo XX, el que nuestra forma de vida y costumbres estén basadas en él no quiere decir que sea “el bueno” ni siquiera es “el normal”.

El clima de la tierra ha cambiado brúscamente a lo largo de su historia geológica contínuamente, y generalmente sin aportación humana alguna; todo el mundo tiene en mente las glaciaciones, pero es que también han existidos pulsaciones mucho más cálidas que las actuales y no ha pasado nada, la vida sigue, se adapta, unas especies aparecen, otras desaparecen y otras se desplazan… sin que debamos considerarnos más o menos importantes en todo este juego.

Groenlandia, esa porción danesa del planeta que alberga el segundo casquete polar en importancia después del antártico y por el que todo el mundo se está preocupando en la actualidad por su deterioro… Groenlandia es danesa porque hace muchos años unos vikingos decidieron colonizarla y darle su nombre, nombre que aún se mantiene claro en lengua inglesa: “Greenland”, tierra verde. En Groenlandia se cultivó trigo y vid y se mantuvo una diócesis permanente, en tiempos preindustriales; sólo el avance del hielo durante la última micro-pulsación fría (de la que aún salimos) echó a los vikingos de allí.¿Acaso alguien se atrevería a ir con togas en la actual roma? ¿Nadie se ha planteado el porqué de que los pueblos “bárbaros” decidieran de pronto emigrar al sur y entrar en guerra con un imperio tan potente como el romano?Antes de la Edad Media, que se originó en lo cultural por la desaparición de Roma, y en lo climático por una pulsación fría de la que salimos a duras penas a principios del siglo pasado, el clima era incluso más cálido que el actual y no habí coches ni CO2 de más…. Nos preocupamos de la fauna y de la flora, me hace gracia esto en un país cuyo territorio está antropizado casi al 90%, donde no quedan a penas más que manchas de bosque autóctono y donde la fauna silvestre es relicta y reducida a animales más bien pequeños. Pero puedo decir más, gran parte de la fauna africana actual es, en realidad, tan europea como nosotros, como demuestran los fósiles de la época neolítica y del fin del paleolítico… si no tenemos leones e hipopótamos actualmente es por una razón muy simple: no les dejamos.En definitiva, el clima no está loco, ni siquiera creo que la culpa sea del cambio climático. Tenemos que dejar de echar mierda a la atmósfera y de cargarnos el medio, eso está claro. Pero no estaría de más que los estudiosos tuvieran un poco más de anchura de miras. La teoría actual es que el calentamiento inducido nos puede llevar a una nueva glaciación… y sólo se está empezando a tomar en serio ahora. Ojo, porque de un calentamiento es relativamente fácil salir, se cambian las plantas, se aprovecha mejor el poco agua que haya… pero del frío … es jodido salir.

Anuncios

5 comentarios sobre “El clima está loco ¿lo está?

  1. Mira, lo de los leones me parece bien, cuándo los soltamos?…
    Es interesante ver como en las asignaturas de ciencias ahora se trata de concienciar a los niños para que tiren de energías renovables -la energía nu-ce-lar ha muerto- y de lo perjudiciales que son los pantanos, los molinos,…

    Por otro lado, cuando el señor Erik el rojo llegó a Groenlandia tampoco te creas que era benidorm, lo que pasa es que algo había que hacer para atraer a la gente, que en Noruega no le tenían cariño ya.

    La gente mide las cosas conforme a lo que conoce (por eso nosotros tomamos como locura medir en grados fahrenheit, etc..) y claro, si no conoces mucho pues mal. Yo recuerdo de pequeño que nevó en Santander y en los últimos años ha nevado casi todos (aunque no cuaja tanto). Si bien este año está siendo un poco asquerosito de clima no es tan asqueroso como pintan en los telediarios donde parece que llueve permanentemente, eso está bien, que se vaya todo el mundo a valencia/cataluÑa/murcia/andalucía/baleares/canarias y así estamos más felices y menos apretados.

  2. Sobre el cambio climático tienes toda la razón en que es un asunto de la prensa, aquí no tenemos paciencia ni para esperar al autobús como para esperar a que pase algo cuyo ciclo son decenas o cientos de años, si no se puede ver inmediatamente no vende, y a eso también se están apuntando algunos científicos que quieren su plus de celebridad. Ahora que también creo que deberíamos influir en el clima, y en el planeta en general lo menos posible, por nuestra propia esencia influiremos pero cuanto menos lo toques mejor (axioma de programación).
    Sobre el clima de este verano…. hace buenísimo, yo que no soy de playa estoy encantado, el tiempo tampoco es para no salir de casa ni para ir con jersey, hace un tiempo estupendo para pasear, ver el mar y hasta ir a la playa a jugar con los niños sin tener que estar pendientes del reloj, de la crema, los gorros y toda la parafernalia que hay que desplegar en cuanto sale el sol.

  3. Que hay calentamiento global, no hay discusión, que somos unos cafres y que nos estamos echando tierra en nuestro propio tejado, también… que el cambio climático está dejando sus evidencias más evidentes, está sentenciado… pero de ahí a que un movimiento en el tiempo sea directamente proporcional al cambio climático siempre es discutible. Este verano no es tan distinto a los de hace 20 años por ejemplo, que en Santander se iba con chubasquero y katiuskas, lo raro eran las sequías de la última época. Hay ciclos climáticos sin más y el cambio climático es algo mucho más gordo que una tormenta o un fresquito veraniego.

  4. Bien, ahora tened en cuenta que no os estoy hablando del verano cántabro sino del de León, donde hoy no hemos subido de 20 grados y por la mañana había 7… Aquí la gente está absolutamete descolocada, en un club deportivo, donde tienen una piscina con cubierta retractil, la han vuelto a cerrar, tras tenerla abierta 10 días… hay gente asustada, sí, como lo leeis, asustada, porque aquí la gente es muy temerosa del tiempo (cuando llueve un poco no salen ni a la calle).

    Cuando vivía por allí me he pasé muchos veranos sin quitarme la sudadera y, lo cierto, es que yo agradezco este tiempo, no soporto el calor seco aplanador que sí es característica de los veranos de la Meseta.

    Sobre lo del cambio climático, como digo me alegro de que se publicite y de que se conciencie a la gente para que haga un mejor uso de los recursos… pero de la influencia que estamos teniendo sobre el clima sinceramente, me muestro bastante escéptico por varias razones (científicas) que serían largas de desglosar ahora, igual si tengo más tiempo lo intento. Lo que sí tengo claro es que han existido ciclos cálidos/fríos posteriores a la última pulsación glaciar de los que no habla ni cristo cuando se menciona el tema del cambio del clima. Cierto es que en lo de Groenlandia hubo algo de reclamo, pero también es cierto que se cultivó sin problemas trigo y vid, algo que no es precisamente sencillo con climas fríos y si no probad en Santander a ver qué tal se da el trigo, la vid se da con dificultad y preferentemente a resguardo de Peña Cabarga; sin salir de la tierra de los hielos, hay algún estudioso del tema vikingo que está esperando a que aumente el deshielo porque hay varios puntos que quiere excavar y ahora están bajo hielo… En definitiva, el desarrollo de ciertas culturas anteriores a la Edad Media en el norte de Europa se vió favorecido por una pulsación cálida, superior incluso a la actual según apuntan bastantes evidencias y ahí no había intervención humana que valga. Más adelante se dió lo que se ha venido en llamar “La Pequeña Edad del Hielo” ya en tiempos más que históricos (incluso industriales) y las nieves que recuerdan nuestros padres y nuestros abuelos no son sino muestras de otra breve pulsación fría, de hecho algunos autores extienden la duración de esa “Pequeña Edad del Hielo” hasta los años ’50 del siglo XX.

    ¿Cambio climático? Desde luego, pero no sé hasta que punto es culpa nuestra, si es verdad que con lo que estamos jodiendo el medio va a ser complicado adaptarse; pero que todo sea por intervención humana… sinceramente lo dudo mucho. Sobre todo porque en ningún caso veo que se contemplen otros posibles estados del clima como normales. Se parte siempre de que el clima debería de ser como el que recordamos de los 70-90… y que como hay cambios es malo; y eso no puedo compartirlo; falta perspectiva histórica, integración interdisciplinar… y sobre todo, sobre carroñerismo caza-subvenciones y estupidez en la prensa.

  5. Bueno, de acuerdo en mucho de lo que decís, pero habría que matizar algo.
    Desde luego, es verdad que a veces se exagera mucho con lo del cambio climático y, sobre todo, con sus efectos inmediatos. Aquí, si viene un verano malo, o un invierno cálido, o uno muy frío, ya estamos con el dichoso “cambio climático”, cuando toda la vida ha habido inviernos mejores y peores. Ahora que la tendencia es al recalentamiento y que está bajando la pluviosidad, eso parece innegable. E igualmente que la influencia humana sobre el clima está resultando muy nociva.

    Otras cuestiones me parecen más relativas, como lo de Groenlandia. Aquí en Cantabria se cultivó y mucho trigo, cebada y vid, cultivos que fueron sustituidos desde el XVIII y sobre todo a lo largo del XIX. La razón no es tanto que no se pueda dar, cuanto que no se da de excesiva calidad y, en términos económicos, es menos rentable que otros cultivos. Es decir, la diferencia es el paso de una economía relativamente de autosubsistencia a una mucho más especializada y globalizada. En Polonia, en Ucrania, Bielorrusia y Rusia se cultivan grandes extensiones de trigo y cereales, y eso haciendo un frío del carajo. En Groenlandia, aparte de la influencia de los cambios climáticos que se hayan producido, está claro que entonces saldría muy caro traer productos básicos de fuera, y se las apañarían para cultivar todo lo cultivable. Bueno, creo yo, que no tengo ni idea sobre la evolución de la agricultura groenlandesa.

    En cuanto al origen climático de la Edad Media ¿podrías ampliarnos un poco? No recuerdo haber estudiado nada al respecto, pero tengo aquellos siglos algo lejanos.

    Un saludo de un recién llegado a tu veterano espacio bloguero.
    P.D. Tampoco traumaticemos con los treinta, que no pasa nada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s