La negrura nos acecha.

Últimamente es un tema recurrente en mis conversaciones con los amigos y conocidos: el tema trabajo/titulación está muy malito. Hablando con un cliente hace un rato me ha venido a la memoria un artículo de despacho101 de principios de verano, en el que se resume todo con una claridad meridiana y cuya lectura recomiendo.

Lo cojonudo es que veo que en todos los sitos cuecen habas, da igual que sea letras o ciencias, León, Cantabria o La Laguna, la sensación que tenemos muchos de los que hemos cursado estudios universitarios y, además, cometemos el error de pensar por nosotros mismos, es la de que nos han tomado el pelo y  otras cosas que no son el pelo.

Supongo que casi todos podemos contar cosas parecidas, pero yo he acabado cansado de ver como gente que no tiene ni puta idea de nada en concreto pasa asignaturas misteriosamente, o de hacer la misma práctica en 8 asignaturas diferentes -eso sí, te puedes pasar hasta 4º sin hacer una cromatografía, por ejemplo, que es como si un informático se pasa 4 años sin ver un compilador, poco más o menos-  o cómo profesores desesperados optan por poner exámenes tipo test que repiten hasta la saciedad por lo que las respuestas circulan por toda la facultad… Y no me refiero al típico profesor malnacido que hemos tenido todos, no, me refiero a la concepción y desarrollo del sistema en sí. La enseñanza media lleva tiempo absolutamente descompuesta, la universidad ha ido aguantando como ha podido en base a su aislamiento y supuesta independencia… pero creo que va a ser bueno que se empiecen a plantear dónde están los fallos.

Mi primer año en la universidad fue en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Cantabria, en Físicas, éramos más de 300 matriculados de primer curso y había 3 grupos; el año pasado no llegaban a 20 matrículados; la natalidad ha descendido, pero me parece que no tanto.

Pero claro, la gente es tonta, pero quiere trabajar y empieza a ver que lo de la universidad sirve para que se pasen varios años dándote por el saco… a mí todavía me duelen mis prácticas de “muestreos vegetales” que hicimos con 3 cartulinas A2 pintadas con puntos rojos, negros y azules y un alambre rectangular que había que arrojar sobre las cartulinas para contar cuantos puntos había de cada y luego sacar la gráfica… ¡no me jodas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s