Algunas fotos (por fin) y sobre los archivos RAW (III)

Hace mucho que no cuelgo fotos por aquí, entre otras cosas porque no he hecho demasiadas por afición últimamente (y las de trabajo no son objeto de este blog). Cómo este pasado fin de semana he podido hacer alguna foto que, aunque han sido por encargo, también me han permitido pasar un poco el rato. Quiero usar también este post para abundar un poco más sobre las características de los archivos RAW y el porqué de sus enormes ventajas sobre los jpeg, que deberían considerarse sólo como archivos de finalización siempre que sea posible. Me extenderé más sobre el tema en próximos posts, pero quiero que éste sirva de continuación al que ya publiqué (aquí y aquí)hace algún tiempo sobre el tema y para paliar en parte lo que tengo pendiente con los compañeros de Tranvía Portal -aunque las fotos ahora no sean de temas ferroviarios-.

Aunque no es exclusivo de las réflex, el formato RAW se usa casi exclusivamente con estas cámaras debido a que, en ellas, no hay penalización en su empleo, cosa que no ocurre con las compactas -en las que la cámara queda bloqueada en cada disparo hasta que se vuelca la foto a la tarjeta, lo que suele demorarse varios eternos segundos-. En cuanto nos pica un poco la curiosidad por estos temas enseguida leemos o vemos que nos recomiendan usar RAW en casi todos los sitios, aunque así nuestras fotos no van a ser directamente utilizables sino que vamos a tener que “revelarlas” en nuestro ordenador.

En un archivo RAW lo que nuestra cámara graba en la tarjeta no es una “foto” sino los datos que ha capturado el sensor, sin procesar. Sobre esto abundaré más en próximos artículos pero, entre otras ventajas, el hacer esto nos permite no asignar ningún balance tonal de forma definitiva y aprovechar al máximo las capacidades del captador de nuestra cámara; además de un mayor grado de corrección y aprovechamiento de nuestras fotos. Cuando guardamos un jpeg en cámara estamos desperdiciando una enorme cantidad de información de la que se capta en cada disparo, porque en un jpeg sólo podemos guardar 8 bits de información por pixel y canal, mientras que en RAW estaremos guardando, como poco, 12.

Pero veamos lo que puede significar esto en imágenes y, sobre todo, por qué no es cierto lo que se dice en algunos sitios, como la web de Ken Rockwel, por ejemplo, de que no hay ventajas en el uso de archivos RAW.

Esta foto está tomada a media mañana el domingo pasado en un exterior bien iluminado, no es una foto en condiciones extrañas ni muy forzadas y esto es lo que obtendríamos en un disparo en jpeg:

obtenido en jpeg

¿Esto es todo lo que podemos obtener de un disparo en esas condiciones? ni mucho menos. De entrada, el uso del formato RAW ya nos permite corregir, de manera muy sencilla, la ligera desviación cromática que presenta esta foto sin tener que preocuparnos del balance de blancos en cada toma o de si perderemos calidad al corregir el color en el jpeg (cosa que no siempre es sencilla y, desde luego, más complicada que actuar sobre el deslizador del balance de blancos del revelador de RAWs). Esto es lo que obtenemos ajustando bien los niveles y el balance de blancos en nuestro revelador RAW:

Después del Revelado

Pero, además, aprovechamos para pasar la imagen a nuestro programa de edición a 16 bits por canal (nuestro archivo RAW tiene 12 bits por canal) para no perder información y poder ajustar luego los niveles por zonas sin que haya pérdida de calidad o, al menos, que ésta sea mínima y en cualquier caso menor que la que tendríamos usando un archivo jpeg. Tras un procesado de unos pocos minutos obtenemos esto:

Una vez procesada

Foto que ya puedo guardar en jpeg a 8 bits por canal para hacer lo que quiera con ella, porque ya no voy a tener que editarla mucho más (es más o menos lo que quería conseguir cuando hice el disparo). Aunque en su versión definitiva va en blanco y negro:

Y esto es lo que quera conseguir

Por supuesto esto no es más que un pequeño ejemplo de las ventajas de utilizar el modo RAW de nuestras cámaras. En próximos artículos me extenderé explicando someramente la mejor forma de exponer cuando usamos este formato para aprovechar al máximo las propiedades de nuestro captador digital… y hay tutoriales extensísimos sobre las diferentes formas de revelar este tipo de archivos con diversos motores de revelado, pero espero que pueda servir de refencia rápida sobre el tema y para iniciar un hilo de artículos más extensos.

Anuncios

3 comentarios sobre “Algunas fotos (por fin) y sobre los archivos RAW (III)

  1. Muy buen artículo y sencillo de comprender. Los que no comprenden son los que cuando vas de viaje te piden las fotos al día siguiente, y les intentas explicar que es que las has sacado en raw, que tardarás unos días… jajaja, me miran con una cara de besugo…

    http://elmonoloco.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s