“Creacionismo” un huevo colgando y el otro lo mismo.

Para el señor D. Juan Manuel de Prada

Estimado Sr.

En respuesta a su artículo “CREACIONISMO” publicado en el número 1.092 de XLSemanal.

Difícilmente se pueden verter más incongruencias sobre las teorías científicas de la Evolución en menos espacio. He de decirle que manifiesta un desconocimiento tan grande de los fundamentos más básicos de las bases y el funcionamiento de la ciencia en general que se hace difícil explicar la cantidad de falsedades que ha puesto por escrito.

Por comenzar: afirma que existe desconocimiento sobre lo que supone y manifiesta el Creacionismo, que se debe a las simplificaciones que realizan los medios de comunicación sobre estos temas. Mas al contrario, los que llevamos unos cuantos años enfrentándonos, en tantos medios como podemos, al conjunto de patrañas supersticiosas que tratan de vender como teoría científica el grupo de charlatanes que defienden “El Diseño Inteligente” lo conocemos bien. Pero es que aunque no fuese así, no se puede decir en un párrafo que se desconoce y se simplifica lo que a uno le gusta para pasar a utilizar argumentos totalmente simplistas e incorrectos para desacreditar lo que a uno no le gusta.

Menciona Darwin y a su obra -por cierto, con el argumento de siempre: que él no dijo que dios no fuera necesario-; habla, utilizando exactamente las mismas tácticas que todos los charlatanes creacionistas de “ciertos misterios que rodean el origen del hombre no pueden ser explicados mediante meras teorías evolutivas.” y por último termina con absolutamente delirante párrafo en el que se mencionan, no se sabe muy bien con que motivo, a unos supuestos monos que parecen haber sido puestos por los científicos en las cavernas para que las pintasen o, mejor dicho: deja caer que la teoría evolutiva afirma en algún momento que “los monos” de los que “descendemos” hicieron según la ciencia, y sin pruebas, pinturas de algún tipo.

Pues bien, dejemos las cosas muy claras:

Primero: ni la Biología, ni ninguna otra ciencia tiene por objetivo afirmar si dios existe o no. En particular, la Teoría Sintética de la Evolución, no busca la comprobación empírica de la ausencia o presencia de dicho ser. En ningún momento nadie ha podido realizar afirmaciones en ese sentido como derivadas de los fundamentos de dicha ciencia más que a título exclusivamente personal. Usted y cualquiera de los ciudadanos de este país pueden creer en el dios cristiano, en Shiva, en el Monstruo del Espagueti Volador o en La Fuerza (en cuyo caso, conviene que sepa que la orden de los Caballeros Jedi está reconocida como religión en el Reino Unido). Eso no es objeto de estudio de ninguna rama científica… allá cada uno con sus creencias. En cualquier caso, unas creencias sin base científica alguna, no pueden oponerse a lo que con mucho esfuerzo ha desarrollado nuestro conocimiento científico. Las bases del avance y del funcionamiento de la ciencia son del dominio público, si tiene interés en entender como funciona sólo hay que buscarlas en internet.

Segundo: Empieza a ser cansino el tener que decir, cada vez que se habla del tema, lo mismo sobre Darwin, su teoría y los monos. Darwin y Wallace fueron los padres de la Teoría de la Evolución, pero sólo -y nada menos- eso. El Origen de las Especies no tiene la categoría de verdad revelada, ni nadie , en el ámbito científico, afirma que todo lo que dice ese libro sea cierto punto por punto (importante diferencia con respecto a los que sí afirman que la Biblia es verdad revelada, que no son pocos entre los creacionistas, por cierto). No es una “obra canónica” es la obra que sienta las bases para el desarrollo de la ciencia evolutiva desde entonces. Es importante porque fue revolucionaria, porque hasta entonces nadie había hecho los análisis que hizo Darwin ni había llegado a las conclusiones a las que llegaron él y sir Alfred Russell Wallace. Ni más, ni menos. Pero estamos hablando de una obra y de unas tesis publicadas en 1859; por fortuna, la ciencia evolutiva ha avanzado enormemente desde entonces, lo mismo y en la misma medida (o mayor) que lo han hecho la medicina, la física, la química o cualquiera otra de las ciencias. En la actualidad se defiende lo que se llama “Teoría Sintética de la Evolución”, mucho más avanzada y para la que se recurre a ciencias de todo tipo, desde las matemáticas, hasta la física, pasando por la genética, que es la que ha supuesto una auténtica revolución en este campo.

Tercero: Las pinturas rupestres de las que dice que fueron realizdas por “el hombre primitivo” y de las que tenemos buenas muestras en nuestro territorio (Patrimonio de la Humanidad, ni más ni menos) fueron realizadas EXCLUSIVAMENTE por miembros de la especie Homo sapiens que, aunque parezca increíble, es exactamente la misma a la que pertenecemos Vd. y yo, somos igual de “primitivos” desde el punto de vista biológico, que cualquiera de ellos. De hecho, nos separa menos tiempo a nosotros de esas pinturas, que el tiempo que separa la aparición de nuestra especie sobre el planeta de esas mismas creaciones.

Ninguna otra especie realizó este tipo de arte… pero es que nosotros tampoco lo realizamos hasta pasados muchos años de nuestra aparición, no sabemos si los neanderthales, pertenecientes a nuestro mismo género, pero a otra especie, lo hubieran podido o no realizar, porque se extinguieron antes de poder hacerlo. Porque cuando se extinguieron, nuestro desarrollo tecnológico y artístico era plenamente comparable al suyo. No hay que buscar “misterios insondables” , más bien aparece como evolución de nuestra cultura, una cultura que ya habían manifestado otras especies más antiguas que la nuestra y que los neanderthales y que tenemos, por ejemplo, en manifestaciones como lo que se supone que es la muestra más antigua de enterramiento… que tenemos en Atapuerca.

Cuarto: ninguna teoría científica defiende que descendamos del mono. Ninguna especie viviente es antecesora nuestra. Nadie dice que los chimpancés sean nuestros antepasados. Tenemos un ancestro común con los simios antropoides hace muchos años. Eso es hoy en día irrebatible desde el punto de vista científico y hay multitud de pruebas que lo atestiguan, tanto en el registro fósil, como las que nos proporciona la Genética. Lo que ni quita ni pone dios en ningún lado, por cierto. Ah, y ojo con las afirmaciones que se realizan sobre “monos” y sus capacidades. Mejor se documenta uno antes, que igual se sorprende… y mucho.

Actualización: Como son unos cuantos los que han publicado al respecto, y en los comentarios se está desordenando el tema de los enlaces, los voy a poner en el cuerpo principal del artículo. Sin suprimir nada de los comentarios para que se vea también quién los ha ido aportando:

http://www.cadenapeco.com/noticia/De-Prada-sigue-haciendo-el-Religulous/2689

http://paleofreak.blogalia.com/historias/59727

http://fogonazos.blogspot.com/2008/09/de-intelectuales-y-trogloditas.html

http://nabarra.blogspot.com/2008/09/el-creacionismo-ataca.html

http://javarm.blogalia.com//historias/59734

http://charlatanes.blogspot.com/2008/09/de-prada-viste-de-friqui.html

http://golemp.blogspot.com/2008/09/de-prada-creacionista-moderado.html

http://cerebrodarwin.blogspot.com/2008/10/de-pradas-flies.html

http://psicoteca.blogspot.com/2008/09/creacionismo-respuesta-juan-manuel-de.html

Anuncios

A veces basta con mirar hacia arriba.

Días de estos los tenía a menudo cuando vivía en el lado correcto del mapa (más arriba y más a la derecha que ahora). Daban mucho juego, no sólo por lo que este tipo de texturas aportan a una foto “normal”, sino por la luz suave y tamizada que se tiene en estas ocasiones para realizar retratos y fotos similares a cualquier hora del día.

A veces, simplemente, merece la pena apuntar hacia arriba y disparar.

Una marinera.

Hace tiempo que no cuelgo fotos, como me ha pasado ya en otras temporadas; y esto se supone que es un blog con esa temática. El caso es que, por fortuna, ando todavía un poco liado de curro y no tengo mucho tiempo para ponerme con las fotos “extracurritales” y tengo un buen puñado en el cajón de “pendientes de procesar”.

Hoy, para mi salud mental, me he tomado una breve pausa entre dos trabajos y he procesado unas pocas.

Venga aquí una tomada con el motivo de la visita, este verano, del Amerigo Vespucio al puerto de Santander.

Lo que puede llegar a recibir uno (sobre el SPAM)

Hacía mucho tiempo que no se me colaba nigún mail de spam, normalmente todos quedan tras los filtros de Gmail y del Thunderbird. Pero hoy se me ha colado uno y me han dado granas de comprar lo que vendía… Lo que pasa es que no tengo muy claro qué es exactamente lo que vendía:

“Los clientes nos han dicho que vender suizo hizo una replica nada, pero bueno comentarios para este sitio provienen pulg

Legendario nombre porque muchos cusotmers repetir, y los que arrebato fuera de la que, a su vez se han intercambiado.”

Ahí, con dos cojones.

😀

Un par de aplicaciones tremendamente utiles.

Las chapucillas que estoy haciendo últimamente con el EEE-PC me han llevado a utilizar un par de aplicaciones la mar de útiles:

Unetbootin: disponible para Linux y Windows, automatiza la instalación de una .iso en un disco flash, de manera que podemos arrancar luego desde él para proceder a una instalación sin CD-ROM. Me permite llevar en el HD externo varias isos que me pueden hacer falta y pasarlas en un par de minutos a mi pendrive, por lo que me ahorro el cargar con varios discos y el CD-ROM externo. Qué quiero instalar Ubuntu en un sobremesa: abro el portatil, conecto el HD, ejecuto Unetbootin, instalo la iso en el Pendrive… y a instalar desde ahí. Qué me hace falta clonar un disco… pues lo mismo con Clonezilla.

-Y, preeeeeeeeeecisamente es Clonezilla la segunda “aplicación” aunque, en realidad, es una distrubución “Live” de Linux, que nos permite clonar particiones y discos completos, creando una imagen en otro disco… y restaurar desde la imagen, claro. Es decir, que podemos crear copias de seguridad de un disco o partición y, en caso necesario, restaurar desde esa copia. Todo sin tener que tener nada instalado y gracias a un programa libre.

Nueva sentencia en contra de la estación de San Glorio… y van 3.

Ayer se dió a conocer en radios y medios varios (aunque Dondado ya no actualice el blog sobre el tema)la tercera sentencia judicial en contra de la Estación de Esquí de San Glorio. Tercera sentencia que viene a decir lo mismo que las anteriores: que hacer lo que se empeña la Junta de Castilla y León en hacer ahí es una barbaridad y va contra el PORN de la zona. Viene a decir también que un PORN no se puede modificar a voluntad -que es lo que pretenden en la Junta: ahora lo modifico porque me interesa-.

Lo que me sigue sorprendiendo es lo mismo que en las veces anteriores:

-Por un lado la Junta empeñada en que les resbala todo y que ahí hay que cargarse lo que haya, que hay que hacer casas y pegar el pelotazo.

-Por otro lado los habitantes de la zona que siguen defendiendo un proyecto que va en su contra. Esto si que es realmente alucinante y lo podemos ver en todos los sitios en los que se ha hablado del tema. Siempre con las justificaciones más peregrinas al tema.

Vuelvo a leer en algunos sitios, por parte de los sectores que defienden esa atrocidad, que se les deja a su suerte, que se les abandona y que la montaña leonesa en esa zona ahora está deprimida cuando hace años tenían el mismo nivel de renta que Liébana (y ahora están muy lejos)… y yo me sigo preguntando lo mismo ¿Dónde está la estación de esquí en los Picos de Europa cántabros? ¿y en los asturianos? ¿No está todavía suficientemente claro que si en las dos provincias se puede generar negocio sin cargarse el patrimonio natural lo que le hace falta a la zona leonesa es, precisamente, un modelo de desarrollo como el que se ha dado en Cantabria y en Asturias?

¿Volvemos al pasado? (Mainframes y terminales)

Hasta hace relativamente poco tiempo, en las grandes empresas que necesitaban el uso del ordenador en los puestos de trabajo, o en las administraciones públicas,  no se trabajaba como ahora. Cualquiera que haya ido a un banco, una oficina de empleo… o sacarse el DNI, se habrá dado cuenta de que lo que tiene la persona que nos atiende delante, es un PC completo que corre algún tipo de aplicación específica. Pero no hace demasiado un PC costaba una pequeña fortuna por lo que, cuando se necesitaban diversos puestos informáticos, se recurría a las llamadas “terminales tontas“, que eran poco más que un monitor y un teclado, conectadas a un gran ordenador central, que era el que llevaba todo el peso del trabajo.

La posibilidad de que cada empleado dispusiese de su propio ordenador completo, en el que se podían instalar diversas aplicaciones, diversas impresoras, etc. vino a resolver unos cuantos problemas, además de poder optimizar capacidad de proceso y recursos. Ahora sólo era necesario disponer de otros ordenadores, los servidores, que realizasen algunas funciones pero, normalmente, el peso del trabajo lo lleva cada uno de los PCs en cada uno de los puestos.

Pero nada es gratis, como comprueban a diario los encargados de soporte de estas empresas… que ven como la capacidad para liarla parda del ser humano, cuando tiene delante un PC, tiende a infinito, por mucha restrucción de permisos que se tenga.

Y creo que es esta una de las razones, junto con la que comentaré a continuación, por la que el futuro en muchos de estos sitios va a pasar por volver, en cierta forma, al pasado.

Estamos avanzando, poco a poco, hacia un modelo de computación en el que van a primar las aplicaciones web: aquellas que vamos a ejecutar localmente en nuestro equipo, pero que van a correr directamente sobre el navegador web; lanzadas desde un servidor remoto. Tenemos clarísimos ejemplos en “Google Docs”, por ejemplo, que nos ofrece toda una suite ofimática ejecutable desde el propio navegador. Esto teniendo en cuenta que hace ya mucho que tenemos “externalizados” otros servicios que en principio necesitaban de una aplicación exclusiva residente: correo electrónico, lectores de noticias, agendas… Este post lo estoy creando en el propio navegador, por supuesto.

Está claro que esto no vale para cualquier aplicación y para cualquier trabajo, pero para todos aquellos en los que la aplicación se pueda implementar vía web puede suponer un cierto retorno a la configuración en terminales. Porque la otra enorme ventaja que presenta este modelo es la de la simplificación de los equipos y de los sitemas. Al fin y al cabo sólo nos va a hacer falta en cada puesto un equipo relativamente sencillo, en el que corra un sistema operativo ligero (se me ocurren muchas alternativas dentro del mundo Linux) en el que lo único que va a tener que ejecutar el usuario es el navegador web en el que correrán las aplicaciones que necesite. Ni siquiera va a tener que aprender a manejar el sistema… éste va a ser transparente a él, sólo necesita el navegador; por lo que un equipo compacto y sencillo, tipo EEE-Box, con un sistema ligero, que no consuma memoria en procesos innecesarios -lo que siginifica que vamos a poder tener menos RAM instalada- tipo DS-Linux o similar puede ser perfectamente válido para cada puesto…

Me consta que en algunos sitios ya se lo están planteando.

Qué equipo utilizo.

Desde que empecé con esto del blog hace ya unos cuantos años, me marqué como objetivo prescindir en lo posible de los comentarios y valoraciones sobre equipo fotográfico. En concreto, lo que quería evitar era el caer en las, tan clásicas, valoraciones sobre si esta cámara es mejor o sobre si “hace mejores fotos”. Y más o menos creo que lo he ido manteniendo hasta hoy: algún comentario sobre equipo hay, pero no es que sea lo más habitual ni que me dedique a valorar cámaras recien presentadas y que no he tenido en mis manos…

De todas formas, de vez en cuando, me llega algún mail de gente que se pasa por el blog y me pregunta sobre el equipo que he usado para hacer tal o cual foto. La verdad es que me suele sorprender bastante porque ni hay muchas fotos publicadas -otros compañeros de profesión publican casi frenéticamente en los suyos- ni las que hay creo que sean especialmente espectaculares como para llamar demasiado la atención. Pero bueno.

Como tampoco creo que haya nada de malo en contestar esas preguntas, he pensado en hacer un post sobre esto. Así que contaré aquí qué es lo que utilizo y para qué, pero dejando dos cosas claras: me voy a referir únicamente al uso tanto aficionado como profesional y, sobre todo, algo que tiene que quedar muy claro: el equipo no hace las fotos, las hace el fotógrafo; una cámara nueva no va a mejorar tus fotos, y un objetivo sólo lo va a hacer en la medida en que puedas sacarle provecho.

Así pues vamos al lío.

En digital uso:

-Olympus mju:300D: una vetusta compacta que sigue dando guerra aunque tiene muchas batallas encima y ya tiene algunos achaques (no enfoca si uso el tele, por ejemplo). Pero aún cumple cuando se trata de ir poco cargado en algún viaje o excursión… y como todas las mju ¡¡tiene sellado ambiental!!

-Olympus E-1: Una cámara muy infravalorada en su día por la prensa y webs especializadas, con una construcción equivalente o superior a las cámaras de Nikon y Canon del segmento superior en su época y muchas prestaciones que no igualaban las cámaras dfe su precio, por no mencionar su increible ergonomía y su sellado ambiental… Tiene ya unos cuantos miles de fotos encima y ¿a que no adivinais qué es lo que no he tenido que hacer nunca? Pues sí, nunca jamás he tenido que limpiar el sensor.

A la E-1 le acompañan 2 objetivos:

-Zuiko Digital 14-54mm f:2.8-3.5: Simplemente acojonante, el mejor zoom trans-estándar que he manejado en mi vida.

-Zuiko Digital 40-150mm f:3.5-4.5: Un buen complemento en el lado teleobjetivo al anterior, teneiendo en cuenta que necesito esas focales mucho menos que las anteriores. Buena calidad, bastante luminoso y bastante compacto; tiene sus pegas, no es tan bueno ni está tan bien hecho como el 50-200mm f:2.8-3.5 Pero costaba mucho menos y cumple de sobra. Precisamente, el poco espacio en calidad que les separaba fue, muy posiblemente, la razón por la que su sucesor es menos luminoso y está peor construído.

-Nikon D80: Mi última adquisición que me devuelve al “mundo Nikon”; buena cámara del segmento medio, que cumple bien como complemento de la E-1; me sirve para muchos trabajos (en reportaje social cumple más que de sobra) y, junto con la empuñadura vertical de Ansmann me permite despreocuparme de las baterías por mucho tiempo: la última recarga me duró más de 3000 disparos, muchos con el flash integrado. ¿Por qué no una D200 o una D300? Porque no me parecía justificable el sobre-coste para el uso que le iba a dar.

Con montura Nikon tenía varios objetivos de los tiempos de la película, que son los que he estado usando hasta hace no mucho en la D80 y, algunos, en la E-1 gracias al adaptador de montura. Hace poco he renovado ligeramente el parque y ahora, sobre todo, uso:

Sigma 18-50mm f:2.8 EX Macro: Buen objetivo, muy luminoso y con una distancia mínima de enfoque bastante corta; no llega a la calidad del 14-54 de Olympus, ni me gusta tanto su rango focal… pero es un digno objetivo estándar en el que se puede confiar para trabajar y que no pesa ni ocupa mucho cuando se trata de llevar la cámara “de cachondeo”.

AF-Nikkor 28-85mm f:3.5-4.5: Un objetivo de las primeras gamas AF de Nikon, que lleva con nosotros desde que comprara mi padre la F4 hace ya muchas lunas; su focal equivalente en la D80 (42-128mm) lo hace muy útil como objetivo principal para reportaje social durante las celebraciones.

Sigma 180mm f:3.5 EX APO MACRO: Excelente teleobjetivo macro, que sigue siendo totalmente válido en las cámaras con sensor pequeño, tanto como teleobjetivo “normal” como en su vertiente de objetivo macro. La pena es que pesa bastante.

Vivitar 17mm f:3.5: Un viejo objetivo de enfoque manual y montura AI que compré hace muchos años junto con una F801s; está bastante castigado, pero sigue cumpliendo, ahora como angular más moderado (25mm) y sin activar el fotómetro, no lo uso demasiado, pero ahí lo tengo cuando me hace falta.

AF-Nikkor 50mm f:1.8: La segunda versión, fabricado en japón; no hay mucho que decir sobre esta joya que no se haya dicho ya; aunque la verdad es que en la D80 a penas lo uso, un 75mm equivalente y fijo no tiene mucha utilidad para las fotos que hago.

Y cuando tengo y quiero usar película:

Nikon FM2+MD12: Sigue siendo una auténtica gozada hacer fotos con esta cámara; tanto que cuando me la compré no volví a usar para nada que no fuera trabajar las F4 y F5. La uso con los objetivos que tengo para Nikon y que antes comenté, sobre todo el 50mm y el 17mm (que aquí demuestra toda su magia).

Zenza Bronica ETRSi: Una mala inversión, comprada ya en la época de transición entre la película y el digital, la verdad es que no la usamos en demasiados trabajos de los que hicimos, ahora sólo la uso yo y muy de vez en cuando; entre otras cosas porque ya no tengo especio para montar el laboratorio de b/n. Espero recuperarla en breve junto con el uso del laboratorio. Es una auténtica gozada hacer blanco y negro en formato medio. Tengo los “3 clásicos” para ella: 50mm f:2.8, 75mm f:2.8 y 150mm f:3.5, todos PE, excelentes cristales para una excelente cámara.

Y esto es lo que uso; tengo alguna cosilla más por ahí perdida, que ya a penas se usa por diferentes motivos y he tenido la enorme fortuna de haber utilizado en diferentes épocas de mi vida material de lo más diverso y de las marcas más variadas… pero mis fotos no han mejorado por ello, la verdad. Esto es lo que uso en la actualidad y por los motivos que comento.