¿Volvemos al pasado? (Mainframes y terminales)

Hasta hace relativamente poco tiempo, en las grandes empresas que necesitaban el uso del ordenador en los puestos de trabajo, o en las administraciones públicas,  no se trabajaba como ahora. Cualquiera que haya ido a un banco, una oficina de empleo… o sacarse el DNI, se habrá dado cuenta de que lo que tiene la persona que nos atiende delante, es un PC completo que corre algún tipo de aplicación específica. Pero no hace demasiado un PC costaba una pequeña fortuna por lo que, cuando se necesitaban diversos puestos informáticos, se recurría a las llamadas “terminales tontas“, que eran poco más que un monitor y un teclado, conectadas a un gran ordenador central, que era el que llevaba todo el peso del trabajo.

La posibilidad de que cada empleado dispusiese de su propio ordenador completo, en el que se podían instalar diversas aplicaciones, diversas impresoras, etc. vino a resolver unos cuantos problemas, además de poder optimizar capacidad de proceso y recursos. Ahora sólo era necesario disponer de otros ordenadores, los servidores, que realizasen algunas funciones pero, normalmente, el peso del trabajo lo lleva cada uno de los PCs en cada uno de los puestos.

Pero nada es gratis, como comprueban a diario los encargados de soporte de estas empresas… que ven como la capacidad para liarla parda del ser humano, cuando tiene delante un PC, tiende a infinito, por mucha restrucción de permisos que se tenga.

Y creo que es esta una de las razones, junto con la que comentaré a continuación, por la que el futuro en muchos de estos sitios va a pasar por volver, en cierta forma, al pasado.

Estamos avanzando, poco a poco, hacia un modelo de computación en el que van a primar las aplicaciones web: aquellas que vamos a ejecutar localmente en nuestro equipo, pero que van a correr directamente sobre el navegador web; lanzadas desde un servidor remoto. Tenemos clarísimos ejemplos en “Google Docs”, por ejemplo, que nos ofrece toda una suite ofimática ejecutable desde el propio navegador. Esto teniendo en cuenta que hace ya mucho que tenemos “externalizados” otros servicios que en principio necesitaban de una aplicación exclusiva residente: correo electrónico, lectores de noticias, agendas… Este post lo estoy creando en el propio navegador, por supuesto.

Está claro que esto no vale para cualquier aplicación y para cualquier trabajo, pero para todos aquellos en los que la aplicación se pueda implementar vía web puede suponer un cierto retorno a la configuración en terminales. Porque la otra enorme ventaja que presenta este modelo es la de la simplificación de los equipos y de los sitemas. Al fin y al cabo sólo nos va a hacer falta en cada puesto un equipo relativamente sencillo, en el que corra un sistema operativo ligero (se me ocurren muchas alternativas dentro del mundo Linux) en el que lo único que va a tener que ejecutar el usuario es el navegador web en el que correrán las aplicaciones que necesite. Ni siquiera va a tener que aprender a manejar el sistema… éste va a ser transparente a él, sólo necesita el navegador; por lo que un equipo compacto y sencillo, tipo EEE-Box, con un sistema ligero, que no consuma memoria en procesos innecesarios -lo que siginifica que vamos a poder tener menos RAM instalada- tipo DS-Linux o similar puede ser perfectamente válido para cada puesto…

Me consta que en algunos sitios ya se lo están planteando.

Anuncios

5 comentarios sobre “¿Volvemos al pasado? (Mainframes y terminales)

  1. Años se lleva a hablando de que no hay otro camino para luchar contra la piratería que tener el software en servidores de las empresas que lo licencian y que haya que acceder con una caja más o menos tonta para poder usarlo. Quizá hay barreras, pero creo que el modelo se acabará imponiendo, sobre todo cuando las conexiones de internet sean decentes.

    Saludos,

    JP

  2. Al final yo creo que iremos a una solución intermedia, como en todo. Servicios comunes residiendo en la red, pero que no tienen porque estar en el mismo Mainframe.

    Me explico, si yo necesito una aplicación de nóminas que me ofrece el desarrollador xxx y además me la pone en un servidor de jjj y me gusta, pues la compro. Y vía Web, accedo a esa aplicación. Pero luego el CRM puedo contratarlo en otro proveedor que tiene otro servidor diferente. Es decir tenemos sistemas centrales (que no tienen porque ser un mainframe) que dan soporte a distintos clientes.

    Y siempre debemos dejar la libertad al usuario final para que use en local lo que necesite.

    Y como yo digo, replicar el modelo en pequeño hacia los consumidores finales, no solo a las empresas.

  3. La verdad es que yo me refería más bien a aplicaciones web pero lanzadas desde servidores en red local… De forma que en el puesto del usuario sólo, o prácticamente sólo, se necesita sistema base y navegador. Esto lo comentaba con un conocido que se dedica de lleno al asunto, en una empresa mediana tirando a grande… y decía que estaban tratando de hacerselo entender a los “jefes” y que les empezaban a poner buena cara. Sobre todo porque les tocaba renovar gran parte del parque informático y les planteaban una reducción de costes importante… en el departamento se planteaban una “inversión” de tiempo en cambiar parte del funcionamiento de la parte informática de la empresa que pensaban compensar en horas de menos de arreglar chapuzas en los equipos.

    No sé hasta que punto estarán acertados o no, pero me pareció interesante el planteamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s