A veces basta con mirar hacia arriba.

Días de estos los tenía a menudo cuando vivía en el lado correcto del mapa (más arriba y más a la derecha que ahora). Daban mucho juego, no sólo por lo que este tipo de texturas aportan a una foto “normal”, sino por la luz suave y tamizada que se tiene en estas ocasiones para realizar retratos y fotos similares a cualquier hora del día.

A veces, simplemente, merece la pena apuntar hacia arriba y disparar.

Anuncios

3 comentarios sobre “A veces basta con mirar hacia arriba.

  1. Como dices es exclusivo de allí, aquí no hay “días de sur” el viento no suele ser un factor a tener a cuenta en el clima general, no hay temporales de viento ni todo lo que es tan habitual allí. De hecho me suelo pasar grandes desocojones porque aquí, a parte de que no saben ni por donde les da, en cuano caen 4 gotas se esconde y en cuanto sopla un poco de viento dicen que hay vendaval…

    Vamos, no se me borrará de la mente un partido de fútbol en la universidad en el que empezó a llover ligerísimamente y empezó a salir gente corriendo, quedamos 5, todos cántabros, descojonandonos de risa al verlos correr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s