Un viejo amigo que ha vuelto.

Hace ya un huevo de años, mi padre con su socio de entonces, compraron Nikon, en concreto un par de F4, con ellas vinieron varios objetivos, de todos sólo uno seguía con nosotros hasta hoy, el AF Nikkor 28-85mm f:3.5-4.5 que aún sigue siendo útil en unas cuantas tareas. Los otros tomaron diversos caminos y había 2 en concreto a los que echábamos de menos desde casi el mismo momento en que se fueron de nuestras manos.

Uno ha vuelto hoy, tenía muchas ganas de tenerlo de vuelta, entre otras cosas porque es casi tan útil en nuestras APSc como lo era en las de película de formato más grande. Y no es otro que el AF Nikkor 35-135mm f:3.5-4.5. Un objetivo poco conocido pero bien valorado entre los que lo utilizamos alguna vez. Con una calidad de construcción del mismo nivel que otros objetivos de la época y que ya no se estila a no ser que nos gastemos un dineral en los objetivos de gama más alta. Ahora viene a cumplir las funciones de zoom teleobjetivo medio, relativamente luminoso, y mucho más ligero que cualquier alternativa f:2.8 y por lo tanto mucho más cómodo de manejar. Es un buen trozo de material: bastante nítido incluso a plena apertura, buen bokeh, excelente calidad de construcción y AF bastante rápido.

Es una lástima que este tipo de objetivos, de gama media y buena calidad, ya no se estilen demasiado.

Fuente con el 35-135

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s