“Me hago mayor” (I)

Es inevitable, pero cuesta darse cuenta. Sé que nos pasa a todos, pero a veces todavía me sorprendo cuando me doy cuenta de lo lejos que están ciertas cosas que recuerdo como cercanas, y de la distancia en años que me separa de la gente que ahora tiene la edad que tenía yo cuando me pasaron. También me sorprende lo que han cambiado ciertas cosas a nuestro alrededor, sin darnos mucha cuenta de ello, hasta el punto de que cosas totalmente cotidianas hoy eran ciencia ficción en mis años de adolescencia… y sin embargo no me parece que haya pasado tanto tiempo desde entonces; probablemente porque pertenezco a una generación que, desde pequeños, ha aprendido a reciclarse de contínuo en los temas tecnológicos.

Pero de pronto te pones a buscar una fecha o una referencia, y te das cuenta de golpe del estado del mundo entonces y eso, a mí al menos, me descoloca.

Una de las cosas que me pone en mi sitio, es el fútbol. Como aficionado (y practicante) desde niño, recuerdo escuchar a mi padre relatos de jugadores que yo sólo conocí como entrenadores de algunos equipos… y que, entonces, me parecían “señores mayores”. Como aficionado al fútbol recuerdo perfectamente ver jugar a gente como Santillana, Juanito o Miguel Ángel… que iniciaron su carrera profesional antes de mi nacimiento, y a los que ví retirarse siendo yo todavía chaval. Pero también recuerdo haber visto la carrera completa de la Quinta del Buitre, y me acuerdo perfectísimamente de los “promesas” que ganaron el Oro en Barcelona ’92 y que ya están todos retirados. Cuando me paro a pensar, no ya en lo rápido que sucedió (para mi percepción) la carrera completa de Raúl en el Madrid -es un mes y pico mayor que yo- sino en el debut de un “descarado” Guardiola; me vienen a la mente esos relatos de mi padre de jugadores que para mí eran entrenadores que parecían viejos. Ahora ocupan banquillo jugadores a los que yo ví debutar y eso me hace darme cuenta del paso del tiempo… ¡y eso que todavía soy joven!

(continuará con la tecnología)