La “moda” de la fotografía.

En el tiempo que llevo en inernet he visto pasar muchas modas con respecto a la fotografía. Supongo que, como en otros campos, la mayor parte de los seguidores de esas modas no se cuestionaban si lo que estaban siguiendo tenía sentido o no y, generalmente, no lo tenía.

Las modas son de todo tipo: desde técnicas y tipos de foto hasta de material utilizado. La verdad es que casi todas son bastante curiosas en tanto en cuanto hay quien las sigue y defiende con una ceguera casi propia de un fanático religioso.

En el comienzo de la era digital se abrieron muchas puertas a realizar cosas que, hasta entonces, solo se podían hacer con equipo específico, generalmente, muy caro. Por ejemplo, aparecieron muchas cámaras compactas que permitían realizar panorámicas fusionando múltiples disparos y lo hacían en vivo, en la propia cámara. Es una prestación que ya tenía, por ejemplo, la Olympus mju:300D de 3Mpx, mi primera compacta digital, hace ya ni sé cuanto, que es la cámara y la técnica con la que está hecha la foto de la cabecera de este blog, que no he variado desde que lo abrí hace ya casi 10 años.

Por supuesto, esto no es nada malo, disponer de recursos creativos hasta enconces vedados a los aficionados es algo fantástico… o lo es hasta que llega “la moda”. De pronto en los foros, chats, grupos de noticias -sí, entonces todavía había de eso- TODO eran panorámicas. Daba igual el sitio, el momento, si el formato panorámico aportaba algo o no. Además acompañadas de comentarios como “esta tiene 220º la próxima a ver si la consigo de 360º” y cosas así. Todo esto acompañado de innumerables consultas de adquisición de material en el que lo importante pasaba a ser si la cámara “hacía buenas panorámicas”…

Esto se puede aplicar, con pocas modificaciones, al resto de corrientes que han sucedido desde entonces (y antes). A saber: HDR, “el iso 1600ismo”, el “no puedo tener saltos entre las focales”, el “necestio un 70-200”, el “necesito un 18-200”, el “todos los paisajes los hago con un ND de mil pasos”… acabando por las actuales de “lo que mola es el movil” y “las réflex son cosas del pasado ahora quiero una cámara muy pequeña”… pasando por aquella del “no quiero trípode porque tengo estabilizador” y cosas así.

La verdad es que siempre me han chirriado estas cosas, igual porque tengo más memoria que otros, no lo sé; no entiendo eso de que un día alguien te diga que para hacer sus fotos del niño necesita un objetivo como el 70-200 mm f:2.8 y los objetivos de focal fija “apesten porque los zooms ahora son muy buenos” y a los dos años resulte que lo que mola sea una cámara de sensor enano con objetivos de focal fija, eso sí, un formato que 2 años antes “no valía para nada”…

Ahora te presentan a alguien, sale el tema de que eres “fotero”, 2 microsegundos después te dicen “pues tienes que tener unas fotos cojonudas en el móvil y apps de foto chulas”… y cuando contestas que generalmente no haces fotos con el móvil más allá de las típicas de usar y tirar y que no tienes ni una sola “App” de foto se te quedan mirando si fuese imposible hacer fotos con otro dispositivo… si tratas de explicar que la mayoría de las fotos que no son de trabajo las haces con película el resultado suele ser el mismo que si dices que te dedicas a la cría del berberecho de monte.

Todo esto a cuenta de lo publicado aquí: http://techcetera.co/fotografia-el-hobby-de-moda-para-el-2015/

Que miedo, de verdad… qué miedo.